La Fiscalía General de Justicia del estado de Chiapas informó ayer que el 28 de julio inició una segunda carpeta de investigación en contra del médico urgenciólogo Vicente Gerardo Grajales Yuca, por el delito de abuso de autoridad.

Esto, explicó en conferencia de prensa el fiscal estatal Jorge Luis Llaven Abarca, luego de la denuncia de Gustavo Cervantes Yañez, quien señala que el imputado pretendía cobrarle entre 550 mil y 650 mil pesos para ingresarlo al hospital del Instituto de Seguridad Social para los Trabajadores del Estado de Chiapas (ISSTECH).

También informó que la doctora Ana Paola Goviano Mursia se acogió a la figura de testigo colaborador, por estar involucrada en los actos de Grajales Yuca.

Además presentó a una tercera víctima de nombre Jorge Segismundo Rotter.

Llaven Abarca también expuso que la Fiscalía investiga la estructura directiva del ISSTECH para el esclarecimiento total de los hechos y deslindar responsabilidades, pues se presumen presuntas conductas delictivas en dicha institución.

Señaló que en las diligencias de investigación para la integración correspondiente de la carpeta de investigación, la doctora Goviano Mursia hizo uso del Criterio de Oportunidad que establece el Código Nacional de Procedimientos Penales para colaborar en el esclarecimiento de los hechos y deslindar responsabilidades.

Por último, el fiscal reconoció la labor del personal de salud para hacer frente a la emergencia sanitaria por Coivd-19 y exhortó a la ciudadanía a fortalecer la cultura de la denuncia.

Fuente: 24 horas