En los mejores términos y sin tratar temas fundamentales como el muro fronterizotráfico de drogas y armas, así como las expresiones de racismo en contra de los latinos y afroamericanos, fue como se desarrolló la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos, señaló el senador del Grupo Parlamentario del PRD, Juan Manuel Fócil Pérez.

“Se echaron flores los dos, ‘que son lo máximo, que tú y yo somos uno mismo’, en fin, todo fue maravilloso, pero la verdad es que el resultado real nadie lo sabe, quien hable de una visita exitosa está nada más adulando sin ninguna justificación a López Obrador, no tiene sentido ahorita hablar, veremos en el camino cuál fue el resultado real”, enfatizó.

En videoconferencia de prensa, el senador por el Estado de Tabasco, lamentó que durante su viaje estuviera acompañado de los empresarios de siempre y no por representantes de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs), quienes deberían ser los primeros beneficiados con la implementación del Tratado México Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“A López Obrador le urge generar confianza, generar certidumbre entre los inversionistas porque el problema de México en su economía está muy serio, se nos va a desplomar el nivel de ingresos de nuestro país este año, fuerte, quiero pensar positivamente que será una caída de un ocho por ciento, hay personas o instituciones que están hablando de 10, 12 por ciento la caída del Producto Interno Bruto, lo cual nos va a pegar muy fuerte en el desempleo, la inseguridad se va a poner más difícil”, dijo.

Juan Manuel Fócil indicó que ante la crisis económica que vive México, se requerirá de inversiones o acceso a créditos, “para que de nuevo surja nuestra economía y se empiecen a generar los empleos que necesita nuestro país; yo esperaría que de esta visita del presidente a Estados Unidos, vengan apoyos importantes para la salud y para nuestra economía”.

El senador del PRD agregó que dado el contexto electoral que se vive en Estados Unidos, Donad Trump, necesitaba de la visita de su homólogo mexicano para “levantar la confianza” entre la comunidad latina y mejorar su posicionamiento en las encuestas, a fin de lograr la reelección.