México reportó el domingo 35 mil 006 fallecimientos acumulados ligados a Coronavirus, y con ello superó a Italia como el cuarto país a nivel mundial con más muertes por la enfermedad, mientras que el número de infectados conocidos roza los 300 mil, según datos oficiales.

El aumento en las cifras de la segunda mayor economía de América Latina ocurre en medio de la reapertura gradual de labores bajo un criticado plan de las autoridades mexicanas, cuyas estimaciones iniciales de contagios y decesos han quedado superadas.

A pesar del escenario, el presidente Andrés Manuel López Obrado dijo el domingo más temprano que su gabinete de salud le presentó un informe y que “la conclusión es que la pandemia va a la baja (en el país), que está perdiendo intensidad”.

En Italia, el número de víctimas del virus surgido en China a finales del año pasado es de 34 mil 954, de acuerdo con un conteo de Reuters, aunque los decesos por millón de habitantes superan por mucho a los de México, según el portal alemán Statista.

Las autoridades sanitarias del país latinoamericano presentaron el domingo una estimación del número de personas infectadas, que alcanzarían casi 336 mil.

México reabrió desde mayo bajo presión de los empresarios locales y extranjeros sectores esenciales de su economía, como la industria automotriz, que representa alrededor del 3% del PIB local, según cifras oficiales.

Pero ahora, el gobierno federal trasladó a los estados la responsabilidad de escalonar, según el avance local del brote de Coronavirus, el regreso a las actividades con base en un sistema de semáforos y en las reglas de la llamada “nueva normalidad”.

El subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, quien estimó hace semanas que el número de fallecimientos totales rondaría los 35 mil en México, dijo el viernes que “falta todavía la mitad de la epidemia”.