El decreto de austeridad emitido por gobierno de presidente Andrés Manuel López Obrador para enfrentar la crisis económica a causa del coronavirus, ya comenzó a tener efectos. Trabajadores de la Secretaría de Economía (SE) denuncian que al 75% de los empleados se les retirarán los equipos de cómputo, por lo que para cumplir con su función tienen dos opciones: ocupar su computadora personal o pagar 4,000 pesos para mantener su equipo y seguir laborando. El pasado 23 de junio, a través de un oficio emitido por la Unidad de Administración y Finanzas Dirección General de Tecnologías de la Información, se informó a los empleados de la secretaría encabezada por Graciela Márquez que a partir del 1 de julio, se haría la reducción del 75% de los equipos asignados al personal, debido a la restricción en los recursos presupuestarios.

El 23 de abril de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador publicó en el Diario Oficial de la Federación , un decreto de 11 medidas de austeridad entre los que se incluye no ejercer el 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros. Por la contingencia sanitaria, la mayoría de los trabajadores de las secretarías y dependencias del gobierno federal trabajan en sus hogares; sin embargo, se prevé su regreso a las oficinas el 1 de agosto. Al menos, los empleados de la SE no contarán con computadoras para realizar su trabajo por lo que tendrán que asistir a las oficinas con su equipo personal. Con la medida se determina que dejará a casi 2,000 empleados sin equipo, por lo que hay incertidumbre sobre cómo podrán realizar su trabajo. Un empleado de la dependencia, quien pidió el anonimato, informó que a algunos trabajadores se les dijo que tienen la opción de comprar el equipo de cómputo que usan por 4,000 pesos, para que puedan seguir laborando. “Hay miedo de que si nos negamos a comprarla o a usar nuestra computadora personal nos vayan a despedir o pedir nuestra renuncia”, expresó.La devolución de los equipos De acuerdo con el apartado “Proceso de retiro de equipos de cómputo” que les enviaron, los usuarios deberán contemplar el respaldo de su información ya que se menciona una capacidad limitada de almacenamiento. “Mi hipótesis es que las computadoras son arrendadas y este año se venció el contrato y decidieron no renovarlo”, planteó el empleado consultado. De acuerdo al manual de retiro de los equipos, el “proveedor” verificará las condiciones del equipo y que una vez que se haya borrado la información de las computadoras se retirará los aparatos de las instalaciones de la Secretaría. El procedimiento a detalle: La tarde del mismo 1 de julio, la jefa del Departamento de Recursos Materiales, Diana Román Pérez, envió un correo a empleados de la Secretaría para informarles que se posponía la devolución de los equipos; sin embargo, ello no significa que se detenga la actividad del respaldo de la información. Y les recuerda que quien esté interesado, puede adquirir el equipo. “En caso de existir personal que esté interesado en el equipo que están utilizando, la opción para su compra sigue vigente por parte del proveedor”, se lee en el correo electrónico que envió la funcionaria.

Al la devolución de las computadoras se suman las restricciones para realizar llamadas telefónicas a celular y larga distancia y las limitaciones a la impresora pues solo abrá un equipo de impresión por piso. Las medidas de austeridad aplican para toda la Secretaría de Economía, incluidas las oficinas de representación en los estados. Expansión Política buscó postura de la Secretaría de Economía, pero hasta el cierre de esta texto no se obtuvo respuesta.

Fuente: EXP – Lidia Arista