Francisco Garfias

Vimos ayer en Las Lomas de Chapultepec lo que es el pan nuestro de cada día en estados que viven casi cotidianamente el luto por la violencia criminal.

El atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, Omar García Harfuch, en una de las zonas más exclusivas de la CDMX, es consecuencia del relajamiento en el combate a los cárteles de la droga. El saldo fue de tres muertos, doce detenidos y una ciudad asustada.

Llama la atención que en el primer tuit que García Harfuch escribió después de ser operado por las heridas que recibió le haya puesto el dedo al poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación.

Esa organización está supuestamente involucrada en el asesinato de un juez federal y su esposa en Colima, delante de sus hijas, de 3 y 7 años, y de la nana, hace apenas 10 días.

  • La estrategia del gobierno falló. Hoy por hoy, el gobierno reparte los abrazos y la delincuencia organizada los balazos. El combate a la delincuencia no admite pactos, acuerdos o alianzas tácitas. Debe ser frontal, haciendo valer la fuerza del Estado. Declarar públicamente que no se utilizará la fuerza para combatirlos no hace más que alimentar hechos como los de ayer.

La determinación de no confrontar, la apuesta de que no va a pasar nada, la impunidad que arropa a los cárteles de la droga, todo eso es abono para la violencia.

El propio secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, reconoció que hace una semana se registró una amenaza a funcionarios de seguridad. 

Nos pusimos a indagar. Un exprocurador nos dijo que se hizo un análisis de riesgo y que se reforzó la seguridad de varios funcionarios. “Estaban contemplados EbrardDurazoSantiago Nieto y Omar”, afirmó.

Al canciller lo habrían amenazado por la extradición de El Menchito, según la fuente. A Nieto por los golpes que le ha dado a ese cártel en sus finanzas;  a Omar por las investigaciones que sobre el cártel realizó cuando estuvo al frente de la Agencia de Investigación Criminal. De Durazo no nos dijo nada.

  • No hay duda de que ayer falló la prevención.

Van unas preguntas:  ¿Qué hizo el C5 en los momentos previos? ¿Qué seguimiento hicieron a la camioneta en la que se trasladaron los agresores?

Mueve a risa la versión de que los agresores son improvisados. No cualquiera maneja armas de ese calibre. Los agresores sabían perfectamente cómo hacerlo. Un  blindaje siete puede ser perforado dirigiendo disparos a un mismo punto. Lo hicieron.

  • Epigmenio Ibarra lo conozco hace más de cuatro décadas. Era productor en Radio Educación, cuando el director era el senador con licencia, José Antonio Álvarez Lima, hoy director de Canal 11. Yo apenas era aprendiz de redactor. No había terminado la carrera. 

Lo dejé de ver muchos años. Él se convirtió en un buen corresponsal de guerra en Centroamérica, mientras yo me desempeñaba como corresponsal de Excélsior en París gracias a quien ha sido un buen amigo y maestro:  Raymundo Riva Palacio

Alguna vez coincidí con Epigmenio en Panamá. Era el final de la era Noriega. En Centroamérica se movía como pez en el agua. Era respetado. Tenía contactos a los más altos niveles. Era solidario.

Mamamos  de culturas distintas. Él se desenvolvió en el clima bélico que en se entonces se vivía en Centroamérica.

Yo viví como periodista en Francia (fui mochilero en años previos), durante el primer septenio del gran François Mitterrand. Aunque respeto y tengo aprecio por Epigmenio, francamente se me hizo una jalada el tuit que puso la mañana de ayer, después del atentado a García Harfuch:

“¿En el umbral de la visita a Washington un atentado con armas de guerra vs. un funcionario del más alto nivel?”, preguntó. Añadió: “El narco actúa coordinado con la derecha golpista. Realiza acciones de alto perfil mediático y político y así hace su aportación al plan de desestabilización”.

Delirio.

  • Silvano Aureoles rompió el lenguaje complaciente de los gobernadores con el Presidente cuando visita sus entidades.

El michoacano le hizo un reclamo por no haber atendido las cinco peticiones  de reunión que le ha hecho y por su silencio frente a dos solicitudes de audiencia que ha hecho el bloque de ocho gobernadores de oposición “porque queremos ayudar”. ¿Cuándo los recibirá? Quién sabe.

  • Divide y vencerás. El lema aplica para Aguascalientes. Las diferencias entre los grupos internos azules, los pleitos entre los del palacios estatal y el municipal de la capital  benefician a Morena, según una encuesta de Arias que circuló en el panismo.

Están advertidos los azules: o se unen o pierden todo.

Publicado en Excelsior