Aunque el Covid-19 se ha concentrado en las zonas urbanas del país, ya llegó a las zonas indígenas y rurales.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud (Ssa) detalló que se han confirmado mil 760 casos en poblaciones indígenas y 327 defunciones. En poblaciones rurales se confirman cuatro mil 75 casos y 507 defunciones.

En la novena conferencia del ciclo “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica” con el tema “¿Cómo afrontamos a la pandemia de COVID-19 en el medio rural y en las regiones indígenas?”, organizada por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), López-Gatell detalló que las principales comorbilidades relacionadas con los decesos por COVID-19 en estas regiones son las mismas que las reportadas a nivel nacional.

En poblaciones indígenas 40 por ciento de los decesos se relacionan con la diabetes, igual porcentaje con la hipertensión y 27 por ciento con la obesidad.

Así mismo precisó que 29 por ciento de quienes fallecieron tenían sólo una comorbilidad, 48 por ciento dos o más y 22 por ciento no reportó alguna enfermedad previa.

La mayor cantidad de muertes en poblaciones indígenas y rurales se concentran en Yucatán, Estado de México, Quintana Roo, Oaxaca, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo y Veracruz.

Reconoció que “la epidemia ya se desplazó a las comunidades indígenas” y que dadas las condiciones aisladas y precarias de estas zonas “no es posible tener cobertura efectiva” en cuanto a los servicios de salud.

Destacó la necesidad de poder desplazarse a las comunidades rurales a través de distintos recursos para promover la salud a fin de detectar con oportunidad a las personas en riesgo e identificar casos y actuar ante brotes epidémicos en estas zonas.

Adelfo Regino Montes, titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), coincidió que en este último mes, en las últimas semanas, el virus se ha ido extendiendo hacia las zonas rurales, hacia las zonas indígenas.

Reconoció la labor de las médicas y médicos tradicionales, la cual despliegan en donde no hay centros de salud o unidades médicas rurales.

“El papel de los médicos tradicionales ha sido muy destacado“.

Fuente: La Jornada