La distancia, no evitó que los legisladores que integran la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, intercambiaran  acusacionesdescalificaciones en el marco de la discusión del Pacto Federal.

Durante la sesión virtual de este miércoles, senadores y diputados federales de Morena y sus aliados, acusaron de golpistas a los gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) que demandaron un replanteamiento del pacto federal y de las estrategias para enfrentar la crisis sanitaria y económica, derivada de la pandemia del Covid 19.

Fue la panista Guadalupe Murguía, vicepresidenta del Senado, quien acusó que desde el gobierno federal se lanzaran en los últimos días expresiones rijosas contra los gobernadores del PAN.

Dijo que esta animadversión del presidente Andrés Manuel López Obrador, lastima la buena relación que debe haber entre la Federación y los gobiernos de las entidades federativas.

“Que nadie se confunda, Acción Nacional no busca confrontarse, ni faltarle al respeto al Presidente de la República, los gobernadores del PAN ante la crisis sanitaria y económica que atraviesa nuestro país, hacen planteamientos institucionales y proponen un nuevo pacto fiscal en el que los estados cuenten con los recursos, que en justicia, les corresponden. Ante este legítimo interés desde la conferencia mañanera se les tilda de separatistas, de golpista”.

En respuesta, el senador de Morena, Rubén Rocha, calificó de sectaria y golpista, la reunión de los mandatarios estatales panistas en Dolores, Hidalgo el pasado fin de semana.

“Sobradas evidencias demuestran el absoluto respeto del licenciado Andrés Manuel López Obrador a la división de poderes, a la soberanía de los estados federados y al municipio libre. Paradójicamente los gobernadores panistas y sus colegas de viaje, sin porvenir, desde posiciones partidistas y contrarias a los principios republicanos de la noche a la mañana se nos presentan como adalides del federalismo, cuando en tanto herederos del conservadurismo son históricamente sus principales enemigos”.

Mientras el diputado federal del PT, Benjamín Robles, acusó a los mandatarios panistas de “conservadores y sus aliados moralmente derrotados”, quienes –dijo- quieran ocultar sus intenciones golpistas en una supuesta defensa del federalismo y la división de poderes, que el presidente López Obrador ha respetado como ninguno otro.

La senadora de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, también acusó que desde el gobierno federal y usando las conferencias matutinas, el Primer mandatario del país se dedique a generar encono y división.
“Pero en casos como el de Jalisco, se han utilizado diversos recursos para golpear y desestabilizar al mandatario, Enrique Alfaro”, reclamó.

En tanto, la diputada federal y ex presidenta del PRI, Dulce María Sauri, dijo que en el presidente López Obrador debe caber la sensibilidad política, pues cada vez son más los llamados a revisar el federalismo mexicano.

Lamentó que desde el Centro no haya más apoyo a los estados en medio de la pandemia de Covid-19.

Fuente: 24 horas