Las víctimas por secuestro aumentaron 4.5%. En abril contabilizaron 111 y en mayo 116 de acuerdo a Alto al Secuestro que basa sus cifras en fiscalías, procuradurías estatales, medios de comunicación, autoridades federales.

Los estados con mayor incidencia den este delito en mayo son: Estado de México, 14; Veracruz, 13; Michoacán y Morelos, cinco, respectivamente; Chihuahua y Ciudad de México, cuatro cada uno.

En el número de detenidos registró una disminución de 29.6%, ya que de 125 en abril pasó a 88 capturados. De éstos, se encuentran integrados reconocidos en carpetas de investigación 28 en el Estado de México; 16 en Veracruz; 7 en Chiapas; cinco en Tlaxcala, entre otros.

La presidenta de la organización, Isabel Miranda de Wallace, manifestó que este delito lo sufren primordialmente trabajadores, asalariados, estudiantes y comerciantes informales, debido a que los delincuentes obtienen una menor cantidad de dinero, pero en un tiempo mucho más corto.

“La realidad supera al discurso, no nos confundamos, el secuestro es un delito que no distingue clases sociales, edad, género u ocupación. Los cientos de víctimas que sufren este delito cada año pueden confirmar que no es exclusivo de ricos o pobres”, apuntó.

Fuente: 24 horas