“Tengo información que ellos, Iberdrola, son los que están promoviendo” una campaña en medios de comunicación contra el gobierno, inconformes con las medidas que ha asumido para el sector energético, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Lamento que esto pase, dijo ante la prensa, “pero no vamos a dar ni un paso atrás porque está de por medio el interés general. Yo no voy a incumplir mi compromiso de que se mantenga el precio de la luz, que no aumente durante todo el sexenio, incluso ahora con la pandemia se redujo, porque ya no había límites en el consumo”, resaltó.

Insistió que es “una vergüenza” que Iberdrola “se llevó a trabajar a su corporativo a la que fue secretaria de Energía del gobierno federal, no sé si con (Vicente) Fox o con (Felipe) Calderón; y terminando (su sexenio), Calderón se fue también a trabajar a Iberdrola. Consejero de Iberdrola el presidente de México.  Por eso están molestos, porque aquí hacían lo que querían”.

Lamento, dijo en este contexto, “lo que está pasando en España, que no se informa, no se dice nada. El pueblo español es un pueblo trabajador, un pueblo honesto, tiene ahora que cargar con la vergüenza de que aún por instrucciones, por órdenes, por recomendación de un juez, debía ser investigado el rey, el que abdicó el mando y a la corona, y en un tribunal especial se le exonera. Entonces, no hay justicia para todos.

“Se habla de una presunta relación de complicidad y un acto de corrupción y no pasa nada. Sin embargo, todo lo que tiene que ver con nosotros, que tiene que ver con el combate a la corrupción, es señalado, es cuestionado por El País. Callan como momias cuando les conviene y gritan como pregoneros cuando se trata de defender intereses de grupos, intereses económicos, intereses políticos”.

Esto mismo sucede en nuestro país, dijo el titular del Ejecutivo, pero “vamos a seguir adelante, tenemos nuestra conciencia tranquila”.

Fuente: La Jornada