Este año se proyecta la construcción de un mil 350 sucursales adicionales del Banco de Bienestar, pues el objetivo es bancarizar las regiones de muy alta marginación, lo cual sirve de atractivo para la captación de remesas, informó el director de la institución, Rabindranath Salazar.

En conferencia de prensa, explicó que al contar con más sucursales, se elimina la corrupción en la entrega de recursos de los programas de gobierno y otorga seguridad a los beneficiarios debido a que quienes reciben los apoyos en efectivo llegan a ser víctimas de la delincuencia.

Ante ello, dio a conocer que para este año se proyectan un mil 350 nuevas sucursales y la misma cantidad el año próximo, a fin de hacer llegar de manera segura los recursos a los 21 millones de beneficiarios de los distintos programas de ayuda social.

Indicó que el Banco de Bienestar es competitivo en el mercado, debido a que hay bancos que cobran muy altas comisiones y hasta 39 por ciento de sus ingresos provienen de éstas.

En este sentido, estimó que habrá un aumento en la captación de remesas como ocurrió en el primer trimestre de este año y en el que pasó de 1.9 por ciento a 3.9 por ciento, es decir, su participación en el mercado.

De acuerdo con Salazar Solorio, el Banco de Bienestar captó en los primeros tres meses del año un total de 364 millones de dólares de remesas, lo cual es destacable considerando que es el ingreso más importante para el país, por lo que ya se trabaja con los 50 consulados mexicanos en Estados Unidos para contar con sucursales en ese país.

Asimismo, dijo, la entrega de los recursos de los programas de gobierno mediante el Banco de Bienestar ha aumentado, ya que al inicio 80 por ciento de los beneficiarios los recibían en efectivo y actualmente es 49 por ciento.

A su vez, Gabriel García Hernández, coordinador general de Programas para el Desarrollo, dio a conocer que hay falta de bancos en la mayoría de los municipios, debido a que no existe una sucursal bancaria en mil 877 municipios de los dos mil 958 que tiene el país.

Por lo anterior, precisó, se estima bancarizar el total de las regiones de muy alta marginación, sobre todo de Oaxaca, Guerrero y Michoacán, ya que en todo el país, de los 21 millones de beneficiarios, 15 millones sí tienen cuenta bancaria y 4.5 millones reciben pago en efectivo.

Rabindranath Salazar agregó que para mejorar la eficacia del Banco de Bienestar se depura su banco de datos, porque actualmente hay 11 millones 454 mil cuentas activas sin que tengan que permanecer.

Fuente: NTX