El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que pese al embate económico que trajo la pandemia del COVID-19 en el país, las noticias para el sector son positivas y pronto México se encaminará hacia la recuperación.

Según el mandatario federal, su gobierno estuvo preparado para la crisis económica y por ello hoy el país está remontando la adversidad recuperando los índices de recaudación, fortalecimiento de la moneda y la apreciación de los precios del petróleo.

Explicó que, durante los inicios de la pandemia, el precio del crudo perdió todo su valor, no obstante, hasta el 22 de mayo, se ha podido recuperar su costo y venderse en 27.30 dólares por barril.

De igual forma, destacó que la moneda mexicana llegó a precios récord de 25 pesos por dólar, no obstante, hoy se ubica en 23 pesos.

En cuanto a la inversión extranjera, el Ejecutivo federal resaltó que, hasta marzo, el país pudo captar 10 mil 334 millones de dólares, que si se compara con el mismo periodo del año pasado, registró un incremento de 200 millones de dólares.

En ese sentido, reiteró su agradecimiento a los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos, quienes no han dejado de aportar dinero para sus familias en el país y por ende revitalizan a la economía nacional.

Enfatizó que, hasta marzo, mes en el que se registró una tasa récord, aproximadamente 10 millones de familias mexicanas recibieron cuatro mil millones de dólares por ese concepto.

López Obrador adelantó que, de acuerdo con datos preliminares, en el mes de abril se registrará una derrama de hasta tres mil millones de dólares en remesas.

“Estamos hablando de abril cuando la crisis en Estados Unidos está pegando mucho, desde luego también a nuestros paisanos migrantes.

“En abril se perdieron 20 millones de empleos en Estados Unidos y aún así nuestros paisanos siguen apoyando a sus familiares y a la economía de México”, subrayó el mandatario federal en un mensaje desde Palacio Nacional.

Contribución no ha caído

El presidente López Obrador expuso que pese a que la crisis económica que genera la contingencia sanitaria, los mexicanos están actuando de manera responsable y están pagando sus impuestos a tiempo.

Ello generó que la recaudación no se cayera y que se lograra un incremento de las aportaciones tributarias del orden de 2.6 por ciento en términos reales, enfatizó.

De acuerdo con López Obrador, de enero a mayo el gobierno logró recaudar alrededor de un billón 756 mil millones de pesos, un aumento de los 100 mil millones de pesos respecto al mismo periodo del año pasado cuando se ubicó en un billón 658 mil millones de pesos.

“En dónde está la clave, el secreto, pues nos están ayudando los contribuyentes, están pagando sus impuestos y había muchos que no pagaban y que ahora están ya cumpliendo con su responsabilidad, por eso no se nos ha caído la recaudación”, celebró.

Preocupa caída de empleos

Aunque se mostró confiado de revertir la situación de pérdida de empleos por el coronavirus, el presidente de la República reconoció que por la emergencia sanitaria se perderán aproximadamente un millón de empleos.

Explicó que durante abril se perdieron casi 550 mil empleos y aunque en mayo la proporción bajó, 400 mil trabajadores se han quedado sin ingresos, no obstante, indicó que su administración ya activó un plan para que se generen unos dos millones de empleos.

La estrategia radica en ingresar a más personas a los programas Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida y con la implementación de obras de mejoramiento urbano en 50 municipios de la República.

Ello se sumará a las contrataciones de personal que se harán para la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, el Tren Maya, la edificación de sucursales del Banco del Bienestar, el aeropuerto Felipe Ángeles y la contratación de personal médico para el sistema público de salud.