El partido Movimiento Ciudadano exigió a las autoridades federales que aclaren si los datos oficiales que proporcionan sobre la violencia contra las mujeres son reales o falsos.

Si las llamadas de auxilio son verídicas, el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que corregir sus dichos, advirtió el partido en un comunicado.

El “partido naranja” expuso que con las medidas de aislamiento social aplicadas en el país para evitar la propagación del COVID-19, se incrementó el número de denuncias y de llamadas de auxilio por violencia doméstica contras las mujeres, y a la par, los refugios han sido rebasados en ocupación.

Antes de registrarse el primer contagio en el país, añadió, organismos internacionales urgieron a las autoridades a fortalecer los mecanismos de protección a las mujeres.

Sin embargo, organizaciones civiles y medios de comunicación han expuesto que poco o nada hizo el gobierno federal al respecto: sólo en marzo, el primer mes de la Jornada Nacional de la Sana Distancia, se registraron 20 mil carpetas por violencia doméstica y casi seis mil por delitos sexuales, deploró el partido.

En tanto, la Red Nacional de Refugios informó que sus 69 espacios están entre 80 y 110 por ciento de su capacidad. Además, en las primeras semanas de mayo reportó un incremento de 80 por ciento en el número de llamadas por violencia de género.

Pese a las estadísticas y las denuncias, añadió el partido, el presidente López Obrador ha rechazado que se incrementara la violencia contra la mujer durante la pandemia.

En su conferencia del 6 de mayo pasado, el Ejecutivo federal contradijo a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien había informado que esta violencia se había incrementado 60 por ciento; y el 15 de mayo aseguró que 90 por ciento de las llamadas de auxilio eran falsas.

La semana pasada, el presidente sostuvo que el aislamiento por la pandemia del Coronavirus generó un “reencuentro familiar” más que violencia doméstica.

“Minimizar la violencia contra las mujeres significa ser parte del problema estructural de desigualdad y agresiones contra las mujeres. Así, el gobierno federal está fallándole doblemente a las mujeres mexicanas, por un lado, al carecer de una estrategia consistente para prevenir la violencia, y por otro, al subestimarla y compararla con las llamadas falsas de alerta de bomba en el Metro de la Ciudad de México”, lamentó.

Fuente: NTX