La reforma constitucional que creó la Guardia Nacional, faculta al Ejecutivo Federal a utilizar las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, pero con la condicionante de que esa facultad no es absoluta, su participación debe ser extraordinaria, fiscalizada, subordinada, regulada y complementaria, afirmó el senador Ricardo Monreal.

El presidente de la Junta de Coordinación Política hizo esa aclaración durante la  video-reunión a distancia que se organismo del Sendo realizó con Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana.

El encuentro virtual contó con la asistencia de la senadora Mónica Fernández, presidenta de la Mesa Directiva del Senado y de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso. También de un numeroso grupo de senadoras y senadores de todos los Grupos Parlamentarios, así como los integrantes del equipo de trabajo del funcionario invitado.

Fernández Balboa le señaló a Durazo Montaño que, efectivamente, “como bien lo explicó el senador Monreal, tenemos muchas dudas. A pesar de que hemos recibido en tiempo y forma todos sus informes oficiales que ha enviado al Senado, los últimos acontecimientos y las últimas medidas generan dudas”.

“La seguridad ciudadana sigue siendo nuestra prioridad. Y sí, me gustaría conocer, como a todos, con detalle la actuación de la Guardia Nacional y de todo el equipo de seguridad al que estamos sujetos todos los mexicanos”, subrayó.

En esta Administración y en este Congreso, expuso, se diseñó una estrategia renovada para atender uno de los mayores problemas, tal vez el más grave que ha aquejado a millones de mexicanas y mexicanos en los últimos años. “Por eso entendemos que el tamaño del reto es enorme. Estamos en este mismo tema desde hace más de 15 años y la seguridad pública, la seguridad de los mexicanos no parece mejorar sustantivamente”, aseguró.

Monreal Ávila, también coordinador de la bancada morenista, aprovechó para hacer una serie de cuestionamientos al invitado sobre el acuerdo expedido y publicado por el Ejecutivo Federal el pasado día 11 del actual y que ha provocado muchas dudas e incertidumbre entre analistas y partidos políticos de oposición, y expuso:

¿Implica falta de resultados de la estrategia de seguridad que usted coordina? ¿La Guardia Nacional no ha tenido los resultados esperados y por esa razón se decidió utilizar a las Fuerzas Armadas en temas de seguridad pública? ¿Ello implica la militarización del Estado? ¿Dónde queda el objetivo de construir una corporación policiaca civil? ¿Cómo se vinculan las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública con las obligaciones de las policías civiles en materia del uso de la fuerza o en el registro de detenciones?…”

Y le insistió: “Qué es lo que se está haciendo en esta materia, porque creemos que la Corte Interamericana de Derechos Humanos fijó parámetros para el uso de la fuerza y para cuidar los derechos humanos. Pueden, en efecto, las Fuerzas Armadas participar en seguridad pública, por vez primera con reconocimiento constitucional”.

El legislador zacatecano destacó la publicación de una encuesta en la que califican, de manera correcta, con un 62 por ciento la actuación de la Guardia Nacional, lo cual indica que la población confía en esa institución y eso es plausible, porque “yo tengo una opinión personal favorable de la Guardia Nacional, aunque falta darles mayores recursos para que puedan ser más eficaces en la función de la cual forman parte”.

En la parte final de su presentación, Monreal Ávila le reveló al titular de Seguridad y Protección Ciudadana que los coordinadores de los grupos parlamentarios de oposición manifestaron su inconformidad porque primero fue a reunión con los integrantes de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados.

“A mi parecer no impide que así lo haga, para mí son colegisladores, pero sí debo de transmitirle la molestia de algunos coordinadores. La mía es neutral”, le dijo.

Durazo Montaño se apuró a aclarar que tuvo ciertamente una invitación previa de la Cámara Baja y que la atendió de inmediato, sin desestimar la mayor relevancia que tiene para la SSPC la responsabilidad del Senado de la República en materia de seguimiento, fiscalización, supervisión, aprobación a la estrategia de seguridad y a las acciones y resultados de la dependencia. “Por eso estuvimos primero con la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados”, aclaró.

Precisó que el citado acuerdo no es un acto nuevo ni exclusivo del Ejecutivo Federal, sino un instrumento jurídico adicional que aterriza una disposición constitucional para darle mayor funcionalidad a la Guardia Nacional.

Este decreto, precisó, regula la participación de las Fuerzas Armadas (Ejército y Marina), en apoyo a las tareas de seguridad pública y no implica un cambio en la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

Recordó que en el diagnóstico de la Estrategia se contempla ya la necesidad de la reformulación del papel de las Fuerzas Armadas en la seguridad pública, con base en los alcances y parámetros constitucionales contenidos en la reforma aprobada por el Congreso de la Unión y ratificada por los 32 Congresos Locales.

Por ello, sostuvo que el acuerdo no implica darle más atribuciones al Ejército en materia de seguridad pública, al contrario, limita las facultades que de manera general le otorga el artículo 5º transitorio de la reforma, lo que, de acuerdo con la Constitución, implicaría todas aquellas labores de prevención, investigación y persecución de delitos, así como la sanción de las infracciones administrativas.

Agregó que el acuerdo respeta el criterio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y no incluye facultades de investigación del delito. También deja al margen facultades delicadas que sólo corresponden a la Guardia Nacional, como operaciones encubiertas, intervención de comunicaciones privadas, recepción de denuncias, atención a víctimas, determinación de sanciones de tránsito, etcétera.

Es decir, únicamente se le atribuyen facultades que complementan las capacidades operativas y el uso de la fuerza legítima en el combate a la delincuencia en el país,, puntualizó Alfonso Durazo Montaño.

Fuente: NTX