El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una variación de 2.83 por ciento a tasa anual durante la primera quincena de mayo.

Este resultado representó su nivel más alto desde la primera quincena de marzo de este año, cuando se ubicó en 3.71 por ciento.

De acuerdo con la información del Inegi, el incremento de los precios al consumidor en la primera quincena de mayo, de 0.30 por ciento, es la primera positiva para un mismo periodo desde 2002, y se ubicó en su mayor nivel en cuatro quincenas.

No obstante, la inflación se mantiene dentro del objetivo de inflación para todo el año, de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual, desde la segunda quincena de mayo de 2019.

El índice de precios subyacente reportó un incremento de 0.24 por ciento quincenal y de 3.76 por ciento anual; mientras que el índice de precios no subyacente presentó un alza de 0.46 por ciento quincenal y una disminución anual de 0.06 por ciento.

Explicó que al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías crecieron 0.36 por ciento y los de los servicios 0.12 por ciento quincenal.

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios aumentaron 2.43 por ciento quincenal, en tanto que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno retrocedieron 1.20 por ciento, debido a los ajustes en las tarifas eléctricas dentro del esquema de temporada cálida en 11 ciudades del país.

El Inegi agregó que el índice de precios de la canasta básica mostró una disminución de 0.19 por ciento quincenal y un incremento a tasa anual de 0.62 por ciento. En la misma quincena de 2019 las variaciones fueron de menos 1.00 y de 4.41 por ciento, respectivamente.

Los productos y servicios que tuvieron mayor incidencia en el aumento quincenal de los precios fueron: jitomate, gasolina Magna, cerveza, chile serrano, chayote, transporte aéreo, autobús urbano, naranja, gas doméstico LP y tomate verde.

Sin embargo, se registraron precios más bajos en: electricidad, huevo, pollo, limón, cebolla, zapatos infantiles, refrigeradores, blusas y playeras para mujer, pantalones para hombre y zapatos para hombre.

Fuente: La Razón