Diputados federales de Morena, Encuentro Social (PES) y del Partido del Trabajo (PT) expresaron su respaldo a la política de confiabilidad eléctrica y negaron que el objetivo sea contaminar el medio ambiente, incumplir los compromisos internacionales, aumentar las tarifas y detener a las energías renovables.

Los legisladores de esas bancadas, integrantes de la Comisión de Energía, expresaron, mediante un comunicado, su respaldo a la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, emitida por la Secretaría de Energía (Sener).

Afirmaron que dicha política tiene el doble propósito de establecer mecanismos de regulación, que por un lado garanticen el suministro al usuario final, y por el otro, permitan continuar con el crecimiento ordenado y regulado de las energías limpias.

Sostuvieron que dicha política no es en aras de contaminar más el medio ambiente, menos de incumplir los compromisos internacionales de cambio climático, ni tiene como fin aumentar las tarifas de energía eléctrica y mucho menos pretende detener el crecimiento de las energías renovables.

Los diputados Gerardo Fernández Noroña (PT) y Carlos Enrique Martínez Aké (Morena), secretarios de la Comisión de Energía, expusieron que la principal razón para apoyar el Acuerdo emitido por la Sener, parte del hecho de que es una decisión soberana del Estado Mexicano regular las áreas estratégicas de la nación.

Explicaron que no hay ningún Estado soberano que no regule sus áreas estratégicas nacionales y, por supuesto, México no puede ser la excepción. La política de confiabilidad eléctrica está respaldada por un mandato constitucional que establece de manera clara y firme que las áreas estratégicas estarán a cargo del sector público.

Sostuvieron que esos son los fundamentos sobre los que descansa la seguridad e independencia energética, la cual solamente se podrá lograr con el binomio empresas públicas del Estado y los inversionistas privados nacionales y extranjeros.

Afirmaron que es oportuno mencionar, bajo una perspectiva legislativa, que la política de confiabilidad de ninguna manera representa o significa cambios de las leyes del sector.

Precisaron que desde la Ley de la Industria Eléctrica hasta la Ley de Transición Energética, que norman la promoción y el uso de las energías limpias, así como la reducción de emisiones contaminantes, “se encuentra intactas”.

Fuente: NTX