Como una forma de mitigar el impacto económico por efectos de la crisis sanitaria por el COVID-19, el gobierno federal dio cuenta de los apoyos en créditos a la palabra solidarios y a empresas familiares, así como de diferimientos de pagos de cuotas obrero patronales y hasta por pagos de créditos hipotecarios.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, detalló que en la segunda fase de los créditos solidarios, esta vez, para las 22 mil 300 trabajadoras del hogar y 23 mil 717 trabajadores independientes, ambos registrados al IMSS, hay tres mil 023 solicitudes, que significa tres por ciento del total.

Detalló que en muchos casos la dificultad de los beneficiarios para acceder al crédito se debe a que carecen de una tarjeta bancaria, por lo que el Seguro Social asesora principalmente a las trabajadoras del hogar para que de manera electrónica y a través de un teléfono inteligente puedan tener una tarjeta bancaria y obtener el crédito de 25 mil pesos.

Por otra parte, habló de otra medida de apoyo a los trabajadores, en la cual el gobierno gestiono a través de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) un periodo de gracia para los trabajadores del IMSS con los 42 bancos que tienen prestamos a cuenta de la jubilación y pago de nómina.

El acuerdo con las entidades financieras fue para que se pospusiera durante tres meses la retención de los pagos de los préstamos, los cuales se reactivarán en agosto.

De estas acciones, informó que el apoyo fue para más de 361 mil personas, desde los pensionados de la Ley de 1973 que son 301 mil 984 no se les retiró el pago del crédito, igual que a los 56 mil 388 jubilados, y mucho menos a los trabajadores activos, que son tres mil 329 médicos, enfermeros, camilleros, etc.

El crédito sigue siendo el mismo, pero no hay recargos ni multas, solo se aplazó para dar solvencia económica.

Por otra parte, sobre los créditos a la palabra de las empresas familiares, el director de Planeación y Evaluación de la Secretaria de Economía (SE), Alejandro Rosas Guerrero, informó que hasta este jueves ya se han depositado los recursos de 500 mil créditos, aunque el total de personas que ha activado las cuentas y cobrado los 25 mil pesos son 317 mil 645 cuentas, y con ello se han dispersado siete mil 941 millones de pesos.

En su oportunidad, el director del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) Carlos Martínez Velázquez, indicó que el  hasta el mes de abril el organismo a su cargo había entregado 125 mil créditos para vivienda con un total de 56 mil 233 millones de pesos, incluso relató que se ha incrementado el crédito de Mejoravit, de 60 mil a 125 mil pesos.

Y por la emergencia sanitaria, dio a conocer que se ha apoyado a los trabajadores, por lo que en caso de que pierdan su empleo tendrán tres meses de diferimiento cubierto ciento por ciento y podrán pedir una prórroga hasta por seis meses.

También se han otorgado seguros de desempleo a 13 mil 242 personas. Y para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) de hasta 250 trabajadores, se les ha permitido diferir el pago de sus aportaciones patronales de ahorro en el Infonavit de hasta cuatro meses, a las empresas de mas de 250 el diferimiento es hasta por dos meses, para lo cual han aplicado 24 mil 900 empresas.