El cambio en la regulación para el sector eléctrico es un elemento que se puede sumar a la disminución de la confianza del sector privado, advirtió Félix Boni, economista principal de la calificadora mexicana HR Ratings.

“Si hay menos inversión, habrá menos crecimiento y esto de alguna manera u otra va a afectar negativamente a las finanzas públicas.

“Puede afectar negativamente el costo de la deuda, ya vimos que la falta de confianza ha provocado un fuerte incremento en el costo de la deuda de Pemex y una alternativa es quizás que el gobierno federal, que tiene un menor costo, asumiera un poco de sus déficits, pero esto también puede tener un efecto en el futuro de ir aumentando el costo financiero para el gobierno federal”, advirtió.

En una conferencia por Internet, recalcó que los cambios en las regulaciones para el sector eléctrico sí pueden afectar, mediante un incremento en el costo financiero por un lado.

En segundo lugar, menos inversión significaría menos crecimiento y una reducción en la base gravable.

El aumento en la recaudación de impuestos por medio del combate a la evasión fiscal hasta cierto punto ha tenido éxito, pero en el largo plazo lo que sí es importante es el crecimiento y las posibilidades de crecimiento de la inversión privada son muy reducidas, señaló.

Fuente: NTX