Ante la contingencia por COVID-19, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) que de manera urgente suspenda las actividades no esenciales relativas al proyecto denominado Tren Maya.

En un comunicado, dio a conocer que tal medida se hace en defensa y protección de los Derechos Humanos, particularmente de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, ante la gravedad, urgencia y posible daño a la salud, la integridad personal y la vida de los habitantes de la región.

Precisó que la solitud es en respuesta a la queja presentada por los pueblos originarios y organizaciones civiles defensoras de Derechos Humanos de la Península de Yucatán, a través de la cual manifiestan un inminente riesgo de contagio por la implementación del proyecto durante la emergencia sanitaria.

El organismo destacó que la medida tiene como fin evitar el contagio y la propagación del virus entre los trabajadores del proyecto y los habitantes de la Península de Yucatán, medida que salvaguarda sus derechos fundamentales a la salud y a la vida, reconocidos y garantizados en la Constitución.

«Durante la Fase 3 de la pandemia del virus COVID-19, la CNDH reafirma su invariable compromiso para respetar, proteger y garantizar los Derechos Humanos de los habitantes de la Península de Yucatán, ante las actividades no esenciales del proyecto denominado Tren Maya», agregó.

Fuente: NTX