El objetivo de la Cuarta Transformación es llevar a cabo una política de desarrollo social universal mas no asistencialista, expresó la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, quien sostuvo que entre diversas dependencias “vamos a coadyuvar a tener dos millones de empleos”.

En conferencia prensa en Palacio Nacional, aseguró que el objetivo central de los programas de desarrollo social son precisamente las personas que habitan en el país en situación más vulnerable, a fin de que lleguen a un bienestar digno.

“El objetivo más importante del gobierno de la Cuarta Transformación es que en 2024 la población de México esté viviendo en un entorno de bienestar. Estamos haciendo una política social integral y diferente”, dijo.

Recordó que la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador es no mentir, no robar y no traicionar. Se busca “cambiar las políticas de desarrollo social de asistencialista a universal, no dádivas ni regalos, no usar ni clientelar ni electoralmente la política social y poner al centro a las personas”.

Una política, agregó, más de territorio, menos de escritorio y en este sentido se cuenta con la Coordinación de Programas Integrales para el Desarrollo que labora a través de 266 coordinaciones regionales.

La secretaria de Bienestar aclaró que la presente administración recibió un país con más de 53 millones de personas en pobreza, donde el sistema funcionaba para pocos y con la pandemia “nos volvimos muy vulnerables en salud y en la que el Seguro Popular no era seguro ni popular”.

Puso como ejemplo que en la República había más de 300 espacios que se dedicaban a la salud pero sólo fueron inaugurados en “cascarones”, no habilitados y mucho menos con servicios.

Sin embargo, destacó que el trabajo en conjunto de las distintas dependencias permitirá tres millones de créditos para elevar la parte económica, donde ya se colocó un millón de créditos, para mayo y junio van a integrarse otros 200 mil sembradores a los programas de apoyo, pero entre varias, afirmó, “vamos a coadyuvar a tener dos millones de empleos”.

En rueda de prensa, María Luisa Albores precisó que bienestar está catalogado en el presente gobierno como el dotar a la población de servicios, trabajo, infraestructura, caminos, educación, un ingreso digno, una alimentación saludable, carreteras, luz, agua, drenaje, servicios bancarios, entre otros, atendidos a partir de 25 programas prioritarios.

Reconoció que se tiene en la dispersión de los pagos de los diferentes programas un problema porque se cuenta con poca infraestructura bancaria.

Añadió que otras de las diferencias de la política del presente Gobierno Federal es que no sólo una dependencia tiene a cargo el desarrollo social, sino que son varias instituciones que participan en diferentes programas: adultos mayores, hijos de madres trabajadoras, Sembrando Vida y personas con discapacidad.

Fuente: NTX