La organización Médicos Sin Fronteras atenderá a pacientes Covid-19 no críticos en Tijuana, Baja California, ante el número de casos que han habido en dicha ciudad fronteriza.

El equipo de Médicos Sin Fronteras está conformado por 120 personas, de las cuales más de 60% será personal sanitario que permanecerá en Tijuana durante el tiempo que dure la emergencia.

El personal médico reclutado en diferentes lugares de México atenderá a los pacientes en la cancha de baloncesto que fuera hasta hace algunos meses la casa del equipo profesional de Tijuana “Los Zonkeys”, y fue habilitada como Unidad Hospitalaria Auxiliar.

La organización trabajará en coordinación con la Secretaría de Salud de Baja California y la organización de la sociedad civil Apoyemos Tijuana, quienes han acondicionado la cancha con todos los requerimientos necesarios para ser empleada como una extensión hospitalaria del Hospital General de Tijuana.

María Rodríguez Rado, responsable de la respuesta a la emergencia COVID de la organización en México, dijo que el objetivo es aliviar la carga hospitalaria de esa ciudad, que concentra la mayor cantidad de casos acumulados de Baja California y es una de las zonas urbanas con el mayor número de decesos de esta enfermedad en el país.

Señaló que la organización tiene la capacidad de atender hasta 50 camas para pacientes moderados. Laura Gómez, coordinadora de la organización en Tijuana, dijo que la atención será escalonada en los primeros días hasta llegar a la máxima capacidad de operación.

Explicó que las instalaciones fueron acondicionadas como un circuito que permite que tanto el personal sanitario como los pacientes estén protegidos. Hay líneas de oxígeno en todas las camas, zonas de descanso, baños y regaderas adaptados para los pacientes, un área de cuidados especiales y un área para saneamiento destinada al personal médico.

Los pacientes serán únicamente los trasladados directamente por la Secretaría de Salud del Hospital General de Tijuana que se encuentren en etapa de recuperación y una vez que hayan concluido su tratamiento y estén fuera de peligro serán dados de alta.

Médicos Sin Fronteras también brindará atención psicosocial tanto a los pacientes como a sus familiares. Además implementará actividades de prevención y control dentro del centro hospitalario que eviten la propagación del virus y garanticen la seguridad de los trabajadores sanitarios.

En México los equipos de Médicos Sin Fronteras han adaptado sus operaciones en el país en respuesta a la emergencia sanitaria del COVID-19, tratando de mantener la atención prioritaria a la población más vulnerable que asiste en diferentes puntos del país.

Fuente: NTX