La diputada Laura Rojas Hernández inscribió un Punto de Acuerdo para que la Comisión Permanente del Congreso discuta la posibilidad de establecer un Ingreso Único Vital para otorgar tres mil 746 pesos, durante tres meses, a quienes tendrán una disminución en sus ingresos ante la pandemia.

La presidenta de la Cámara de Diputados explicó que el Punto de Acuerdo, que hasta ahora tiene el apoyo de 95 legisladores, exhorta al Ejecutivo federal a contemplar como medida el Ingreso Único Vital, temporal y no condicionado a la gente que no tienen ningún ingreso o apoyo del gobierno en estos tiempos complicados.

En conferencia de prensa virtual, acompañada por diputadas y diputados de diversos grupos parlamentarios, precisó que la crisis por la pandemia ha causado, según ella, la pérdida de 700 mil empleos, sin contar al sector informal que también ha reducido o perdido sus ingresos.

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo Padilla, consideró que los principales estragos de la pandemia ya se comienzan a ver. «El 50 por ciento del empleo en el país es informal y se están afectando esos ingresos», dijo.

Verónica Juárez Piña, coordinadora del PRD, dijo que es una medida directa para ayudar a la gente en situación de pobreza y da respuesta a aquellos que no están en algún programa social. Estimó necesario entablar pronto un diálogo con los titulares de Hacienda y de Bienestar, para encontrar el camino para que las personas accedan a este ingreso.

La diputada Lorena Villavicencio Ayala, de Morena, dijo estar a favor porque «se están perdiendo empleos. Son 26 millones de personas las que viven de la economía informal, por eso es importante un monto que permita dar sustento a las familias». Agregó que podría comenzarse con 11 millones de personas de las zonas urbanas.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo, de Morena, también se mostró en favor y dijo que es necesario «estudiar comparadamente lo que ha pasado en otros países que ya tienen este tipo de medida. Hay que concebir y entender que para esto se necesita un consenso mínimo vital”.

A su vez, Cynthia López Castro, diputada del PRI, dijo que su grupo parlamentario respalda la propuesta, porque no se trata de partidos sino de causas. «En el país hay 52.4 millones de personas en pobreza, además mucha gente dedicada al comercio que no tiene seguridad social como IMSS o ISSSTE».

La diputada Martha Tagle Martínez, de Movimiento Ciudadano, comentó que 30 por ciento de los hogares son jefaturados por una mujer, y son ellas las que tienen que buscar ingresos, las que cuidan a niñas y niños en casa, a personas enfermas, lo que las deja sin posibilidad de obtener ingresos para sus hogares.

El investigador Mauricio Merino estimó que «este programa, lejos de contradecir los programas sociales del gobierno, los respalda porque está destinado para las personas con menores ingresos y con mayor urgencia de salir adelante”.

Fuente: NTX