La Secretaría de Seguridad (SS) del Estado de México, a través de la Subsecretaría Control Penitenciario, informó que ayer se otorgó el alta médica a las cuatro Personas Privadas de la Libertad (PPL) y a un custodio que dieron positivo a COVID-19.

En un comunicado, apuntó que se descartó el contagio en otros 19 internos que habían sido señalados como casos sospechosos.

La dependencia indicó que el pasado 13 de abril, 23 PPL fueron trasladadas al Centro Penitenciario y de Reinserción Social (CPRS) Neza-Norte, el cual previamente fue acondicionado para recibir casos de Coronavirus.

Debido a que cuatro de ellas dieron positivo a las pruebas y otras 19 habían mantenido contacto con los casos confirmados, se aislaron y se les brindó atención médica especializada.

Ante esta situación, el personal del Centro Penitenciario de Neza-Norte, en coordinación con el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), aplicó los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La secretaría aseguró que los internos hospitalizados evolucionaron favorablemente a la enfermedad y lograron ser dados de alta por los profesionales médicos para ser trasladados nuevamente al Centro Penitenciario de Cuautitlán.

Fuente: NTX