El diputado federal, Jorge Luis Preciado Rodríguez, acompañó a ganaderos, distribuidores de carne y habitantes de Colima al Segundo Juzgado Federal con sede en esta entidad para presentar un amparo indirecto para evitar el cierre de la procesadora de carne municipal en Colima.

Preciado Rodríguez precisó que ante la tentativa del presidente municipal de cerrar la procesadora de carne, los rastros aledaños en Comala y Coquimatlan han aprovechado la situación para vender carne de animales enfermos o echada a perder que puede provocar un envenenamiento de la población.

“No es posible que la propia autoridad municipal permita esta situación por ahorrarse el costo del manejo de la procesadora de carne que según los ganaderos locales se estima en 25 millones de pesos”.

El diputado por Colima, informó que se presentó el amparo indirecto y espera que en breve la autoridad Federal apoye la petición de los ganaderos, de los distribuidores de carne y de la población en general e impida que se venda carne contaminada y echada a perder.

El legislador federal precisó que en el caso de la procesadora se matan a la semana 600 animales y en los rastros aledaños su capacidad es de 100 a 140 unidades a la semana donde además no se verifica la salud de los animales ni la calidad de la carne.

Además, agregó, la procesadora cuenta con un representante de la Secretaría de Salud y un médico zootecnista.