La coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Verónica Juárez Piña, afirmó que las medidas que el titular del Ejecutivo Federal ha anunciado hasta ahora para enfrentar los efectos económicos de la pandemia de coronavirus están más encaminadas a sostener sus “programas clientelares” que a atender a la población que está sufriendo los estragos del Covid-19.

En un comunicado, también aseveró que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha caído en discursos demagógicos.

“El Presidente incurre en la demagogia para abordar un problema realmente serio, como por ejemplo vanagloriarse de la entrada en vigor del T-MEC para el 1 de julio, lo que ayudará a la recuperación; cuando, primero, ese es un hecho que ya estaba previsto y, segundo, la entrada en vigor de ese acuerdo encontrará al sector productivo de los tres países firmantes, particularmente el de México, en una situación realmente crítica”, apuntó.

“También presume nuevamente que no habrá aumento de precios en las gasolinas, cuando ello obedece a la baja del precio del barril de petróleo en el mercado internacional, y no a una decisión de su gobierno”, agregó.

Cuestionó que el Ejecutivo Federal insista en continuar con los sus proyectos insignias –Tren Maya, Refinería Dos Bocas y Aeropuerto de San Lucía-, “cuando lo más razonable es que se pospongan por diversas y evidentes razones, entre ellas el desplome del precio del petróleo, el bajo consumo de energía y combustible, la caída del flujo turístico y la crisis de la empresas de aviación”.

“Esos miles de millones de pesos del presupuesto público que están siendo invertidos en esos megaproyectos, cuya viabilidad está en duda, deberían ser utilizados para fortalecer el sistema público de salud, comprar los insumos necesarios para proteger al personal médico, atender a los pacientes de Covid-19, apoyar a las empresas, a los trabajadores y a las familias mexicanas”, indicó.

Advierte Mónica Almeida un escenario complejo del sector salud, por amparos de personal médico

Por su parte, la diputada Mónica Almeida López (PRD) advirtió que por falta de insumos médicos para enfrentar la pandemia de Covid-19 en el sector de salud federal, médicos y enfermeras se están viendo forzados a presentar amparos ante el Poder Judicial para suspender sus funciones, y ello condena al sector a un escenario precario.

“Estamos por ver uno de los escenarios más complicados en México, ante la falta de insumos médicos y la falta de respuesta oportuna de nuestro gobierno, muchos miembros del personal médico se refugiarán en amparos para forzar a las autoridades a brindarles los insumos necesarios y quizás algunos decidan solicitar una licencia, para dejar de exponerse en lo personal y a sus familias”, señaló en un comunicado, por separado.

La legisladora comentó que esto es resultado de una mala planificación presupuestal y el haber apostado todo al petróleo, dejando sin dinero a los sectores que ante esta pandemia son los únicos capacitados para ayudar a todo el país a superar la contingencia viral.

“Ya son varios los amparos otorgados por jueces de distrito, con resoluciones inmediatas que obligan a proporcionar las medidas suficientes de protección, por ejemplo a una enfermera en Guanajuato, un médico en el Estado de México y 11 doctoras y enfermeras en Oaxaca, en plena contingencia por el Covid-19”, señaló.

Actuación de López Obrador en pandemia puede generar ingobernabilidad: Antonio Ortega

En tanto, el diputado Antonio Ortega Martínez (PRD) aseguró que la falta de pericia con la que el presidente López Obrador ha operado las crisis de salud y económica por el Covid-19, aunado a los temas de inseguridad y de violencia de género, “lo están llevando a perder liderazgo entre la ciudadanía.

“Se están generando signos políticos de ingobernabilidad sobre su gestión, que no necesariamente se reflejan en estallidos sociales y de violencia, sino en la pérdida de credibilidad sobre su autoridad. Estamos ante los primeros indicios de un desorden social y de desconfianza, que pueden resultar muy peligroso”, advirtió en un comunicado.

“Se afirma que en las crisis es cuando se ve el tamaño y dimensión de un gobernante. Y la dificultad que estamos viviendo permite medir con rigor las capacidades de López Obrador quien, con su indolencia, está generado desengaño y dudas sobre sus facultades para gobernar. Es, quizás una de las primeras señales de que se pueda producir desencanto hacia su autoridad”, abundó.

Ortega Martínez argumentó que la ingobernabilidad se origina cuando la gente nota vacíos en la función de preservar, de salvaguardar; cuando el ciudadano común nota la ausencia de la autoridad y empieza a perder la fe hacia ella. “Y en este caso, el gobierno de López Obrador ha reaccionado con frivolidad, lentitud, malos chistes, mitos, enfrenta tarde la emergencia, y estamos viendo ya las consecuencias”.