Diputados federales formularon un plan de rescate de micro, pequeñas y medianas empresas, MIPYMES, ante el riesgo de que en las próximas semanas “bajen la cortina” alrededor de 44,000, por lo que establecieron 32 medidas para asegurar su sobrevivencia.

Por acuerdo de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad de la Cámara de Diputados, se aprobó un plan complementario para las Mipymes para reestructurar su deuda, apoyo a sus proveedores, diferir el pago de impuestos y la devolución de los mismos con saldo a favor a la brevedad; diferir el pago de impuestos, otorgar subsidios a la nómina, y suspender durante cuatro meses las aportaciones obrero-patronales al IMSS, las Afores y al Infonavit.

Los legisladores federales plantearon también que durante la contingencia y, dos meses después, se aplacen los pagos del Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Sobre la Renta (ISR) y demás gravámenes; facilitar el acceso al crédito a través de los programas de garantías de la Banca de Desarrollo, y dar prórrogas de las declaraciones fiscales de 2019 y declaraciones mensuales durante 2020 para jóvenes emprendedores.

Asimismo, en reunión virtual, los legisladores establecieron que la Banca de Desarrollo flexibilice y garantice créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas, se otorguen líneas de crédito sin intereses para apoyar a las personas emprendedoras y a las pequeñas empresas, así como que se facilite el tránsito y dar paso gratuito en casetas a vehículos de transporte de carga con artículos de primera necesidad: alimentos, enseres médicos y energéticos.

En el acuerdo que será inscrito en la Gaceta Parlamentaria, se retoma el tema de la luz eléctrica con el fin de reducir el cobro del servicio para las Mipymes en los próximos dos bimestres; así como considerar una renta básica universal para los ciudadanos que lo necesiten, además de créditos financieros superiores a los ofertados de $25,000 pesos, y otorgar líneas de crédito sin intereses.

Respecto a los gobiernos estatales, la Comisión de Energía propuso que apliquen deducciones del impuesto sobre nómina, previo compromiso de mantener, al menos durante la totalidad del ejercicio fiscal 2020, los empleos asociados las pequeñas empresas.

“También se considera necesario, impedir las acciones persecutorias por parte del Servicio de Administración Tributaria, contra las micro, pequeñas y medianas empresas, para el cobro de impuestos, a la par de crear un Fondo Nacional Económico para el incentivo de empresas del Sector Primario”, precisó.

El documento denominado “Propuesta de Plan de Acción para las MiPyMes ante la Contingencia por Covid-19”, contempla 32 medidas de apoyo, con la prioridad de proteger el empleo, los salarios y los ingresos, y principalmente, impulsar a las MiPymes relacionadas con los sectores de turismo, construcción e infraestructura para reactivar la economía.

Fuente: NTX