La Secretaría de Gobernación y autoridades sanitarias aclararon a los gobernadores del sur del país que las pruebas rápidas para detectar contagios de COVID-19 no son recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) debido a su poca efectividad.

En una videoconferencia con los mandatarios locales, representantes del gobierno federal, como Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicaron que dichas pruebas no están orientadas a detectar el virus ni su material genético, sino a la respuesta inmune del paciente ante el virus.

“Las agencias sanitarias en el mundo como la Agencia de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la Agencia Europea de Medicamentos y la institución equivalente de Australia, entre otras, tampoco las recomiendan. En México, la Cofepris tampoco ha autorizado el uso de tiras reactivas”, explicaron.

El gobierno federal indicó que las pruebas más efectivas son las PCR (Reacción en cadena polimerizada) que son los que utiliza la OMS y que la administración del presidente López Obrador utiliza en coordinación con el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre).

En la videoconferencia participaron los titulares de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez, así como el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon.

Los gobernadores que participaron fueron: de Campeche, Carlos Miguel Aysa González; Colima, José Ignacio Peralta Sánchez; Chiapas, Rutilio Cruz Escandón Cadenas; Guerrero, Héctor Antonio Astudillo Flores; Michoacán, Silvano Aureoles Conejo; Oaxaca, Alejandro Ismael Murat Hinojosa; Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González; Tabasco, Adán Augusto López Hernández; Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez; y Yucatán, Mauricio Vila Dosal.

Piden garantizar cierre de centros vacacionales

Funcionarios del gobierno federal pidieron a los gobernadores del sur-sureste de México garantizar que los centros turísticos en sus entidades permanecerán cerrados durante le Semana Santa, y con ello evitar una mayor propagación del COVID-19.

En una videoconferencia, que encabezó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el canciller Marcelo Ebrard, las autoridades federales manifestaron la necesidad urgente de que en los estados se refuercen los mensajes para tener a la población en sus hogares.

La ministra en retiro fue enfática en advertir a los mandatarios locales que las “actividades turísticas están suspendidas” en el país ante la contingencia sanitaria.

Fuente: NTX