Mediante el uso de carritos de batería para que los niños lleguen sobre ruedas al área de operaciones, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora implementó la estrategia “Llegar con estilo al quirófano”, a fin de minimizar el impacto psicológico que genera en los menores del área de Hospitalización Pediátrica del Hospital General de Zona (HGZ) No. 5, en Nogales.

El director del HGZ No. 5, Vicente Rojas Contreras, señaló que esta estrategia es una excelente manera de aminorar los nervios ante una situación que causa ansiedad, y en el caso de los más pequeños, es una técnica que funciona a la perfección.

De esta manera, agregó, entrar a la sala de cirugía se convierte en un juego para ellos, en lugar de ser algo que les provoque miedo.

Explicó que es importante atender la salud emocional de los pacientes pediátricos, por ello impulsó el desarrollo de esta actividad que permite tener un momento agradable, sin estrés o temor que pudiera sufrir quien debe ingresar a cirugía por alguna enfermedad.

“El proyecto nació de la inquietud de las compañeras auxiliares de oficina. Primero, al recorrer algunas áreas del hospital, percibimos que suele ser un lugar de estrés para cualquier niño; se documentaron en investigaciones realizadas en otros países y se determinó llevarlos con estilo al quirófano”, relató.

Luis Ángel Muñoz Sierra, padre del pequeño Daniel Alejandro, uno de los menores que fue beneficiado con la implementación de este programa, señaló que es un gran acierto, dado que su hijo, al momento de ser trasladado al quirófano, lo hizo contento y seguro.

“El carrito eléctrico le dio seguridad a mi hijo, y antes de llegar al quirófano le permitió perder el miedo que ese lugar podría haberle generado; a mí como padre también me dio tranquilidad ver a mi hijo feliz, además agradezco el buen trato siempre para él y para nosotros como familia”, puntualizó.

Fabiola Rentería Fimbres, quien participó en la planeación, debido a una experiencia personal, consideró importante buscar estrategias que contribuyeran al bienestar integral del paciente pediátrico, por lo que al reincorporarse a sus labores dentro del IMSS, buscó los recursos y el apoyo necesario para contribuir al bienestar de los más pequeños.