Luego de que la línea telefónica de atención para el  Covid-19 se saturara, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, aseguró que sufrió un sabotaje.

“El número 800 que hemos anunciado fue saboteado de manera indirecta, lo tenemos perfectamente documentado”, señaló en rueda de prensa.

El miércoles pasado, explicó, se distribuyó en distintas redes sociales una ficha falsa con información acerca de que toda persona con sintomatología debía marcar al número 800 0044 800 para que las autoridades sanitarias acudieran a sus hogares a realizarles la prueba confirmatoria.

“Esto ya lo hemos aclarado que fue una falsedad, es una publicación apócrifa. Pudimos documentar porque tenemos el registro computarizado de las llamadas telefónicas”, comentó.

Sin embargo, el funcionario detalló que en estos días, a raíz de esa información falsa difundida, se pasó de tener un promedio de 480 llamadas al día a seis mil 800 en tan sólo en 23 horas.

“No puedo juzgar sobre la voluntad de querer sabotear, pero el hecho claro es que ocurrió. Entonces estamos trabajando en los mecanismos tecnológicos para tener otra alternativa para los números de contacto ciudadano”, apuntó el subsecretario.

Fuente: NTX