La despenalización por el uso o posesión de la mariguana en numerosos países del mundo es una realidad, y en México un porcentaje importante de la población está pidiendo que se despenalice o se evite el prohibicionismo, señaló el senador Ricardo Monreal.

El presidente de la Junta de Coordinación Política informó que este miércoles 4 de marzo, las Comisiones Unidas de Justicia; Salud; y de Estudios Legislativos, Segunda, iniciarán la discusión del anteproyecto de dictamen en materia de regulación del cannabis.

De antemano, el legislador zacatecano confió en que el documento pueda ser aprobado por consenso y llevado al Pleno para continuar con su ruta legislativa de aprobación y expedir la Ley para la Regulación y Control del Cannabis, y la creación del Instituto Mexicano del Cannabis como órgano regulador, para lo cual se reformarán y adicionarán diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal. “Seguimos escuchando todas las voces”, apuntó.

A través de sus redes sociales, el senador Monreal Ávila reconoció que se trata de un tema polémico, sin embargo, aseguró que el prohibicionismo del uso de la marihuana no ha evitado que se incrementen los delitos por la posesión, la siembra, el consumo o la distribución de esta.

Informó que en muchas partes del mundo se ha acudido a la despenalización, ya que impacta de manera directa en el aumento de crímenes. “México tiene un porcentaje muy importante de su población que está pidiendo la despenalización”, apuntó.

El también coordinador de los senadores morenistas indicó que debe eliminarse el prohibicionismo, porque –dijo- no está seguro si eso puede eliminar el aumento de personas detenidas o el aumento de la delincuencia.

Refirió que, actualmente, lar cárceles del país están abarrotadas por hombres y mujeres pagando por delitos contra la salud, especialmente por transporte, posesión, venta y cultivo de cannabis. “Quizá sea un momento en el cual tengamos que legislar para eliminar el prohibicionismo”, sentenció.

Se prevé que la nueva legislación en la materia autorizará el uso del cannabis para fines lúdicos y recreativos en espacios privados únicamente para mayores de edad; además, permitirá el uso y producción de dicha sustancia con fines médicos o farmacéuticos, terapéuticos o paliativos.

Además, contempla cinco tipos de permisos: cultivo; transformación; venta; exportación e importación; e investigación. Como medida de justicia social para resarcir los daños causados por la prohibición, al menos el 40 por ciento de las licencias destinadas al cultivo deberán otorgarse preferentemente a pueblos y comunidades indígenas, campesinos o ejidatarios.

Las personas podrán portar hasta 28 gramos de cannabis y, en caso superar esta cantidad y hasta los 200 gramos, serán castigadas con una multa. Es decir, sólo será sancionada penalmente la posesión cuando sea superior a 200 gramos.

Cabe recordar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), otorgó una prórroga al Congreso de la Unión para atender este asunto, la cual vence el último día del actual periodo ordinario de sesiones, es decir, el 30 de abril de 2020, con el fin al prohibicionismo por el uso y posesión de mariguana.