El rector Alfredo Barrera Baca invitó a la comunidad de la Universidad Autónoma del Estado de México a mantener la serenidad y la calma, así como a estar abierta al diálogo honesto, franco y constructivo para la resolución pacífica de los conflictos.

En conferencia de prensa, exhortó a la comunidad universitaria a que las actividades escolares sigan su curso con normalidad e indicó que 95 por ciento del estudiantado de la institución desempeña con normalidad sus actividades académicas, científicas y culturales.

Anunció que luego de las asambleas estudiantiles celebradas el día de hoy, se sumaron al paro de la Facultad de Ciencias de la Conducta, las facultades de Humanidades, Ciencias Políticas y Sociales y Artes.

En la Sala “Dr. Gustavo Baz Prada” del Edificio de Rectoría, informó sobre la instrucción que dio para la destitución de un profesor del Plantel “Lic. Adolfo López Mateos” de la Escuela a Preparatoria y tres de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, ya que “eran casos de reiteradas demandas públicas y, por tanto, consideradas faltas graves”.

Refirió que en al menos 20 espacios universitarios se han realizado tendederos con contenidos en contra del acoso y el hostigamiento sexual. Resultado de ello, dijo, entre los días 25 y 26 de febrero se ha recabado un total de 50 demandas, de las cuales cuatro procedieron ante el Ministerio Público, mientras que “el resto se atenderá sin demora bajo el Procedimiento de Responsabilidad Universitaria”.

Acompañado del Abogado General de la institución, Luis Raúl Ortiz Ramírez, y el director general de Comunicación Universitaria, Gastón Pedraza Muñoz, subrayó que durante la Administración 2017-2021 se ha destituido a 16 profesores por casos de violencia de género y se tiene el registro de cuatro renuncias.

Reiteró la política de su administración de cero tolerancia a la violencia contra las mujeres y enfatizó que “en la universidad no hay intocables, por lo que entre los profesores destituidos están personas con una amplia trayectoria y reconocimiento académico, lo cual no justifica sus faltas”.
Finalmente, Alfredo Barrera Baca invitó a la comunidad universitaria a realizar la denuncia formal de los casos de violencia de género y acoso sexual ante la Oficina del Abogado General.