El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, sostuvo que los programas sociales que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador no compiten con los que otorga el estado, sino que las propuestas federal y estatal se complementan.

“Guanajuato se va a coordinar con el Insabi y seguirá conservando su sistema de salud. Gracias por esa confianza”, dijo el mandatario estatal quien fue abucheado al dar la bienvenida al presidente López Obrador a la entidad.

Los habitantes del municipio le reclamaron diversas problemáticas que su administración no ha podido resolver, como la inseguridad. “Como dice nuestro señor presidente: serénense, cálmense, tranquilícense”, dijo el gobernador que fue silenciado por los asistentes. “Mentiroso ¡que viva López Obrador!”, le reviraron.

El gobernador destacó la coordinación que su estado tiene con el Gobierno Federal y cómo se han brindado apoyos para satisfacer las demandas de los guanajuatenses.

Agradeció al jefe del Ejecutivo federal la confianza que le brindó al estado para atender ese sector de manera independiente.

Aprovechó la ocasión para anunciar un acuerdo entre la Federación y el estado para la construcción de un hospital en la zona noreste de la entidad que, reconoció, ha permanecido en el abandono.

De igual forma dijo que se mejorará la carretera Silao-San Felipe, que es una vía que los migrantes utilizan para regresar a Guanajuato y es altamente peligrosa.

Esta semana, el martes, gobernadores emanados del Partido Acción Nacional (PAN) se reunieron en Palacio Nacional con López Obrador, a quien manifestaron su negativa de adherirse al Insabi, aunque plantearon un modelo de coordinación.

Ante ello, el mandatario de Guanajuato reiteró que trabajará en coordinación con la Federación para garantizar el acceso universal a los servicios de salud y medicamentos.

Fuente: NTX