La Mesa Directiva de la Cámara de Diputados turnó a la Comisión de Gobernación la iniciativa de Morena que reforma las leyes General de Bienes Nacionales, en sus artículos 31 y 8, y la Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público, que permitiría el sorteo del avión presidencial.

Desde la máxima tribuna, el morenista Raúl Eduardo Bonifaz Moedano defendió la propuesta de su bancada y cuestionó la utilización de recursos públicos para comprar un avión tan lujoso.

El legislador explicó que la propuesta añade el sorteo como un mecanismo para enajenar los bienes que, por sus características o por las condiciones de mercado, no han podido ser vendidos.

Calificó como un exceso que las pasadas administraciones federales hayan comprado un avión para los viajes presidenciales y sus colaboradores.

“No podemos hoy continuar avalando la opulencia ante una realidad con pobres al extremo y en grandes cantidades”, sentenció.

El legislador acusó que esos gobiernos heredaron hospitales abandonados y familias con jóvenes que se convierten en delincuentes.

“No permitiremos que mientras el pueblo se degrada y se sume en hoyos de vida sin expectativas, se tenga un avión con comodidades excesivas, fastuosas”, aseveró.

De acuerdo con Bonifaz Moedano, hay que devolver al pueblo esos dineros públicos que se gastaron en el avión. “Qué visión del México irreal se tenía, el dinero público es de la sociedad. No podemos vivir en simulaciones”.

Afirmó que el dinero que se obtenga de ese avión servirá para rehabilitar hospitales y clínicas, invertir en salud.

“Aquí no hay simulaciones, aquí no hay enriquecimientos de unos pocos; aquí y ahora se busca el bienestar de todos, en especial de los más pobres, sin engaños ni demagogia. Hay congruencia entre lo que se promete y se hace”, insistió.

Llamó al pleno a apoyar la propuesta que incluye la figura de sorteo en la enajenación de bienes.

Fuente: NTX