Washington.- El secretario del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos, Alex Azar, declaró este viernes al coronavirus como emergencia de salud pública, ante lo que el gobierno estadounidense impondrá nuevas medidas.

La declaratoria de emergencia tendrá efecto a partir del próximo domingo a las 17:00 horas locales del este, según informó Alex Azar durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

A partir de ese momento, los ciudadanos estadounidenses que regresen a su país después de haber estado en la provincia china de Hubei, el epicentro del contagio y la región con el mayor número de casos confirmados, serán puestos en cuarentena durante al menos 14 días, sin embargo, este tiempo podrá ser mayor según el caso.

Quienes provengan de otras regiones de China también deberán someterse a un minucioso examen médico en distintos puntos de entrada al país norteamericano, además de que podrían ser llamados por el gobierno a mantenerse en cuarentena monitoreada durante dos semanas.

La declaración de emergencia de salud pública ya fue firmada por el presidente de EUA, Donald Trump. En ella también se establece que las autoridades prohibirán el ingreso de extranjeros que hayan estado en China durante las últimas semanas y podrían representar un riesgo de contagio. La medida no aplicará para familiares directos de residentes estadounidenses.

El secretario Azar enfatizó en que estas medidas tienen el objetivo de proteger a la ciudadanía y facilitar el trabajo de los oficiales de salud pública que han estado a cargo del control de la afluencia de personas en los distintos aeropuertos del país.

A pesar de estas nuevas medidas, el funcionario subrayó que el riesgo para la población estadounidense aún es muy bajo, sin embargo, estas medidas son necesarias para mantenerlo en dicho estatus.

Hasta el momento se tienen confirmados nueve mil 914 casos de coronavirus y 213 defunciones a causa del agente infeccioso, esta situación ha puesto en alerta a todos los gobiernos del mundo y organismos internacionales como la Unión Europea (UE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), según informó South China Morning Post.

La mayoría de los casos se encuentran al interior de China, tanto en la provincia de Hubei como en otras regiones. Sin embargo, cada vez se confirman más pacientes diagnosticados por coronavirus en Europa y Norteamérica, mientras que se encuentra en observación un posible primer caso de contagio en África.

Fuente: NTX