La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y la organización Tojil sentaron las bases para conformar un alianza y hacerle frente a la corrupción.

Ambas partes suscribieron un convenio de colaboración e intercambio de información para alcanzar ese objetivo.

El titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo, afirmó que el combate a la corrupción y el lavado de dinero también requiere la colaboración de organizaciones especializadas como Tojil.

“Es una batalla importante que es necesario que las instituciones del Estado mexicano acompañemos, evidentemente, en los casos de corrupción hay una afectación no solamente al patrimonio del Estado, sino también a la misma sociedad”.

Además, el funcionario sostuvo que “los casos de corrupción nos generan concentración de la riqueza, mayores desigualdades sociales y un sentimiento de impunidad en la sociedad”.

De ahí que la pregunta es “quién es la víctima en este tipo de delitos y la respuesta es que lo somos todos los ciudadanos”, apuntó.

Estefanía Medina, cofundadora de la asociación civil Tojil, refirió que las redes de corrupción y el crimen organizado están muy bien organizados “y cada día se organizan más y trabajan en sinergia para hacer muchísimas cosas que dejan a las personas sin salud, sin vivienda y sin derechos humanos”.

Adriana Greaves, también cofundadora de la organización, mencionó que este convenio “es un parteaguas” para ello y rediseñar las instituciones representa un primer paso y “no nada más permitir que las organizaciones civiles actúen, digan y sean críticas, sino que adentren las instituciones y colaboren de la mano”.

Fuente: NTX