La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, defendió el actuar de la Guardia Nacional (GN) ayer lunes en la frontera sur de México cuando frenó el intento de migrantes centroamericanos para entrar de manera desorganizada a territorio nacional.

En conferencia de prensa, en la que también estuvo el el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, la ministra en retiro afirmó que el cuerpo de seguridad nacional actuó respetando los derechos humanos.

“La Guardia Nacional es una guardia que solamente ordenó a los migrantes para entrar en esta forma en nuestro país, no hubo ningún incidente ni va a haber, espero, no va a haber porque la instrucción del presidente de la República ha sido categórica, el respeto irrestricto a los derechos humanos de los migrantes”, dijo.

La encargada de la política interna del país aseguró que los oficiales buscaban que el proceso de entrada fuera ordenado en la frontera entre Chiapas y Guatemala; sin embargo, un grupo de migrantes intentó dar un “portazo” y al no lograr entrar comenzaron a cruzar por el Río Suchiate, para posteriormente lanzar piedras contra los integrantes de la Guardia Nacional.

“Se pretendió dar ‘portazo’ pero se les dijo: entran, desde luego, en forma ordenada y segura, respetando las leyes mexicanas, y eso es lo que hemos hecho. De ninguna manera ha habido un acto que pudiéramos llamar de represión, ni siquiera de molestia, simplemente ha sido ordenar esta migración”, indicó.

Explicó que previo a la llegada de las caravanas de centroamericanos hubo reuniones de trabajo donde participaron las secretarías del Trabajo y la de Salud; Bienestar, así como el Instituto Nacional de Migración, la Guardia Nacional, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) para brindar atención a los migrantes que llegaron a suelo mexicano.

Sánchez Cordero mencionó que México tiene una larga tradición de asilo y refugio, por lo que continuarán otorgándolo a quien así lo requiera, incluso destacó que se está dando un recibimiento diferente al que existe en otros países.

“No todos los países reciben a los migrantes en la forma que los están recibiendo. México los está recibiendo con un número de posibilidades de acceder a programas sociales, visas temporales de trabajo, refugio, asilo, en fin. México les está dando un abanico de posibilidades muy importante”, expuso.

Garantizamos sus derechos humanos, agregó la funcionaria federal, su salud, su derecho al bienestar, al trabajo en zona sur, visas temporales para trabajar en la zona sur o bien, un retorno asistido voluntario, porque aquí todas las acciones son voluntarias individualmente.

Fuente: NTX