San Antonio Sinicahua, Oaxaca.- El presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró el camino de concreto hidráulico que conecta la cabecera municipal de San Antonio Sinicahua con Río de Tablas, en Tlaxiaco, el cual durante su construcción generó 279 empleos entre directos e indirectos.

La obra, que es parte del programa de Pavimentación de Cabeceras Municipales, tuvo una inversión de 28 millones de pesos y tiene una longitud de ocho kilómetros.

De acuerdo con Adelfo Regino Montes, titular del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, el camino de San Antonio Sinicahua es el más largo en extensión construido y es el primero de 26 que serán inaugurados este año. Se prevé que Oaxaca cuente con 108 caminos artesanales.

La obra generó 93 empleos directos y 186 indirectos y beneficiará a alrededor de mil 603 habitantes.

López Obrador, quien recibió el Bastón de Mando, cortó el listón del camino en compañía de la senadora Susana Harp.

El mandatario arribó a San Antonio Sinicahua coincidentemente con la fiesta patronal en honor a San Antonio Abad. Pobladores mixtecos realizaron un ritual de bienvenida al “tlatoani”, con hierbas para purificarlo a base de pulque y agua bendita.

El Jefe del Ejecutivo caminó poco más de un kilómetro sobre el camino artesanal junto al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

Durante la caminata, el mandatario grabó un mensaje para sus redes sociales arropado por los habitantes mixtecos y una tambora que acompañó todo su camino hasta la explanada principal donde dirigió un mensaje.

También fue abordado por diversas personas con peticiones y mensajes de aliento por su trabajo. Un joven se acercó al presidente para manifestarle que su Beca Benito Juárez no le ha llegado, a lo que el mandatario se comprometió a revisar la situación.

López Obrador afirmó que la construcción de caminos a base del tequio es una conquista de la democracia, ya que reduce la brecha entre los más pobres.

Fuente: NTX