El subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, solicitó a la canciller boliviana Karen Longaric abrir un canal de diálogo directo para tratar la situación tensa que se vive con el asedio a la Embajada mexicana en La Paz.

      “Hago un llamado a la canciller de Bolivia a que abramos un canal de comunicación directo, incluso personal, cuando ella lo estime pertinente, y que incuso nos encontremos en un país intermedio geográficamente con el propósito fundamental de encontrar una ruta mediante el diálogo y la diplomacia”, expresó.

      En conferencia de prensa, el subsecretario Reyes Zúñiga reiteró el exhorto mexicano a que quienes tomaron el gobierno de Bolivia tras el golpe de Estado contra Evo Morales, respeten el derecho internacional y pongan fin al asedio a la Embajada de México en aquel país.

      Cabe mencionar que en la representación diplomática en la capital boliviana se encuentran en calidad de asilados nueve ciudadanos bolivianos quienes sirvieron al gobierno de Morales, quien se fue obligado a renunciar a la Presidencia de ese país por las fuerzas militares y policiales tras unas cuestionadas elecciones.

      Entre ellos, se encuentra el ministro de la Presidencia boliviana, Juan Ramón Quintana, quien es acusado por el “gobierno de facto” de sedición. 

      “El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, declaró: ‘vamos a ir a la cacería de Juan Ramón Quintana. ¿Por qué es cacería? Porque es un animal que está matando gente”, recordó el funcionario mexicano.

      De acuerdo con Maximiliano Reyes, la cancillería boliviana notificó a México sobre la existencia de una orden de aprehensión contra Quintana, días después de que el gobierno mexicano le concediera asilo.

      A raíz de esta acción, la presencia de elementos de las fuerzas armadas bolivianas en la representación diplomática de México se ha incrementando sustancialmente, expuso el subsecretario.

      El día de hoy, detalló, se tiene conocimiento que 50 agentes y 10 vehículos mantienen un cerco de vigilancia en los alrededores de la sede diplomática mexicana. “Incluso se tiene conocimiento de el sobrevuelo de drones a fin de tomar fotografías al interior del inmueble”, dijo.

      “El gobierno de México ha privilegio la comunicación con Bolivia a través de todos los canales diplomáticos… México ha respondido a las notas de protesta enviadas por Bolivia. La embajadora a sostenido cuatro encuentros con su pares bolivianos”, abundó.

      La mañana de este jueves, el canciller Marcelo Ebrard anunció que México interpondrá una denuncia contra las autoridades de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia por violaciones a las convenciones de Viena y el Pacto de Bogotá sobre asilo político y respecto a las representaciones diplomáticas.

      En tanto que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado al gobierno boliviano a la sensatez y no vulnerar la soberanía de la embajada mexicana.

Fuente: NTX