El Gobierno de México presentará hoy un recurso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el asedio policial a la Embajada en Bolivia, informó hoy el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller reiteró que la situación en la Embajada es crítica debido a la amenaza de intervención por parte de fuerzas policiales bolivianas.

“México estará presentando un recurso ante la CIJ ante la posible violación de un recino diplomático mexicano en el exterior”, expuso Ebrard al advertir que no se permitirá ningún atropello a la soberanía nacional.

Confirmó que dentro de la sede diplomática hay nueve personas que han solicitado asilo, de las cuales cuatro tienen orden de aprehensión, “según las autoridades bolivianas de facto”. 

El objetivo es “que se respete la integridad de las instaciones y de quienes están dentro”, expuso el secretario de Relaciones Exteriores.

Agregó que México está estableciendo conexión con toda la comunidad internacional “porque ni en los peores momentos de las dictaduras en los años 70 hubo tanto riesgo como ahora de violación de las embajadas”.

Ebrard defendió el derecho de todos los países a otorgar asilo y recordó que ese recurso está garantizado por varios acuerdos internacionales.

“No hay principio que asista a quien quera violentar la Embajada”, expuso al denunciar un posible “incumplimiento escencial a las obligaciones a las que los paises estamos obligados con las sedes diplomáticas”.

Ebrard descarta cerrar Embajada en Bolivia

Pese al asedio policial de los últimos días a la Embajada de México en Bolivia, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, descartó hoy cerrar dicho inmueble o retirar al personal diplomático.

“No retiraríamos nuestra representación diplomática en Bolivia. Lo más sencillo es decir ‘cerramos la Embajada y el consulado’, pero lo haríamos como un último recurso”, dijo el canciller en la conferencia matutina presidencial.

“No estamos pensando en replegar a nuestro personal diplomático, no tenemos por qué. Hay 10 mil mexicanos en Bolivia y nueve personas que solicitaron asilo en nuestra Embajada, en apego al derecho internacional”, añadió.

Tras anunciar que México denunciará ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el asedio a la sede diplomática, Ebrard advirtió que no se permitirá ninguna violación a la soberanía nacional.

Estamos recurriendo a la justicia internacional porque se pone en riesgo la integridad de las sedes diplomáticas de todos; ahora es la nuestra pero después podría ser cualquier otra, y eso viola los acuerdos internacionales, expuso.

Recordó que el asilo es un elemento escencial del derecho internacional y por ello México pedirá a la intermadiación de la CIJ.

Por otra parte, el canciller negó que México pretenda desestabilizar políticamente a Bolivia, como denunciaron las “autoridades de facto” que gobiernan en ese país tras el golpe de Estado contra Evo Morales.

“Nada más apartado de la realidad, no tenemos ningún interés, más que se haga valer el Derecho Internacional”, dijo al recordar que eso se decía también en los setentas, cuando México asiló a ciudadanos de países con dictaduras.

“Llegaron nueve personas a nuestra Embajada, pidieron asilo, México lo concedió y eso no es injerencismo, es la defensa de uno de los derechos internacionales. México siempre ha sido leal a la protección al derecho de asilo”, sentenció.

Fuente: NTX