El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) fomentará la inclusión de la población con discapacidad, pues su condición no es limitante para sus derechos u oportunidades, señaló la titular del organismo María del Rocío García Pérez. 

Lo anterior durante la inauguración de la primera Feria de la Inclusión de México, que congregó a 15 dependencias gubernamentales y 90 organizaciones sociales, que en 120 carpas ofrecieron actividades relacionadas con accesibilidad, cultura, recreación, deporte e inclusión laboral, enfocadas a la discapacidad motriz, intelectual, psicosocial, auditiva y visual. 

García Pérez explicó que la intención de esta primera feria fue la sensibilización de la sociedad y mostrar alternativas para la atención del sector; subrayó que se busca pasar de un modelo asistencialista a uno de garantía de derechos, para lograr la plena inclusión. 

Durante la inaguración, el SNDIF y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) convinieron colaborar en la formación de especialistas de pregrado por medio del desarrollo de los programas operativos y académicos de la licenciatura en médico cirujano de la Facultad de Medicina.

El acuerdo fue firmado por Jacqueline Pardo Semo, jefa de la Unidad de Asistencia e Integración Social del SNDIF, y por el secretario de Enseñanza Clínica, Internado Médico y Servicio Social de la Facultad de Medicina de la UNAM, Alberto Lifshitz Guinzberg. 

Sobre el convenio, Lifshitz Guinzberg se dijo complacido, pues permitirá a los estudiantes de medicina laborar en instalaciones de la dependencia que atienden a personas con alguna discapacidad, lo que mejorará la práctica de los universitarios y la atención al sector.

El lema del evento fue “La inclusión, un trabajo de todas y todos”, de ahí que los módulos con mayor afluencia fueran los de búsqueda de empleo, y los que ofrecían formación para hacer efectivos los derechos y obligaciones. 

También tuvieron afluencia las carpas en las que detectaban problemas o deficiencias auditivas y de valorización para implantes, así como las de actividades de empoderamiento y talleres de educación sexual; hubo a su vez actividades culturales y lúdicas, como canto, poesía y deportes.

Al final de la inaguración, el director operativo de una fundación entregó un donativo, que en colaboración con el SNDIF permitió la adquisición de mil 700 sillas de ruedas. 

Fuente: NTX