El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció al gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, como un “extraordinario” mandatario y dijo: “lo reconozco, no le estoy haciendo la barba, no soy alcahuete, no soy lambiscón, estoy diciendo lo que veo”.

Ante pueblos mayas en esta localidad de Tekax, recordó que ambos han recorrido el estado “y sé que es una gente honrada, eso es muy importante porque ya estoy hasta la coronilla de políticos corruptos”.

Frente algunas peticiones de la comunidad relacionadas con temas de fraudes de tierras, escuelas y salud, el mandatario presentó a Juan Ferrer como director del Instituto de Salud para el Bienestar en Yucatán, a quien comprometió para inaugurar el Hospital de Tekax el 15 de enero de 2020.

“El compromiso es poner en funcionamiento el hospital de Tekax para 250 mil personas que hay en la región, vamos a contratar 437 nuevas plazas, de esas 101 van a ser para médicos, 167 van a ser enfermeras y 169 van a ser personal diagnóstico”, respondió Ferrer.

Por su parte el gobernador Vila Dosal reveló que cerca de 41 por ciento de la población en Yucatán vive en condiciones de pobreza. “Y ¿dónde se concentran los mayores grados de pobreza? Donde están nuestras comunidades originarias, nuestro pueblo maya, en el oriente y el sur del estado principalmente”.

Asimismo, explicó que en Yucatán el 75 por ciento de la gente se autorreconoce como maya y que dicha lengua es hablada por 28 por ciento de los habitantes de esa entidad federativa.

En respuesta, López Obrador recordó que dentro de los programas que otorga el Gobierno Federal se da prioridad a las comunidades indígenas. “En el caso de las comunidades indígenas de cada 10 familias nueve están recibiendo cuando menos un apoyo, pero quiero que sean de 10-10, 100 por ciento”, puntualizó.

Fuente: NTX