La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda, llamó al sector privado a sumarse al combate de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, pues representan un problema para el desarrollo económico del país.

“Creemos firmemente que desde la inteligencia financiera, la prevención y el acompañamiento entre el sector privado y el sector público podemos hacer un trabajo muy eficiente y (…) tener resultados palpables”, manifestó el director general del área Normativa de la UIF, Gustavo Vega Ruvalcaba.

Al inaugurar el Primer Congreso Internacional de Compliance, el funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hizo énfasis en impulsar medidas de prevención para hacer frente a esos males en el país y a nivel región porque tienen una naturaleza trasnacional.

Es necesario combatir al crimen organizado mirando sus pilares económicos y desalentando a quienes cometen actos ilícitos, porque “sabemos que su motivación es básicamente el dinero”, sostuvo.

Esto permitirá evitar poner en condición de vulnerabilidad al sector financiero y a la actividad económica de nuestro país, resaltó ante representantes del sector empresarial.

Pero, dijo, la corrupción representa uno de los principales retos del país y deberá erradicarse porque tiene una conexión intrínseca con lavado de dinero, el financiamiento al terrorismo y ahora la proliferación de armas.

“Esto que está pasando en nuestro país y que el gobierno actual está tratando de combatir, es una reacción a muchos años donde se dejó fortalecer al crimen organizado en sus pilares económicos”.

Por ello, aseguró que la UIF ha interpuesto más de 180 denuncias por esos actos ilícitos durante lo que lleva la presente administración federal, lo cual rebasa el máximo histórico de 130 denuncias cada año.

En ese encuentro organizado por Thomson Reuters, Vega Ruvalcaba añadió que se trabaja para para hacer frente a esos flagelos a través del seguimiento de las personas políticamente expuestas, prevenir la corrupción, enfoques basados en riesgos e identificación de la emisión de operaciones sospechosas, entre otras medidas.

Fuente: NTX