Una protesta en el Palacio Legislativo de San Lázaro de presidentes municipales de todos los estados del país y de todos los partidos políticos en el Palacio Legislativo de San Lázaro impidió la tarde de este jueves la continuación de los trabajos en la Cámara de Diputados.

El presidente de la junta de Coordinación Política y coordinador parlamentario de Morena, Mario Delgado, dijo en entrevista: “no sé quiénes los invitaron, pero nos quieren tomar como rehenes y hasta parece que ya tumbaron una puerta. Vamos a prolongar el receso hasta el próximo martes”.

Entrevistado en el salón de sesiones, el legislador de Morena aseveró que “así no funciona la cámara y por eso se acordó con la presidenta de la Mesa Directiva que el receso iniciado la tarde del miércoles por una controversia en el resultado de una votación se vaya hasta el próximo martes”.

Mientras se realizaba esta entrevista, la presidenta de la Mesa Directiva, Laura Rojas Hernández, sonaba la campana para reanudar la sesión con el único objetivo de anunciar que dicho receso legislativo se prolongaba hasta el próximo martes 12 de noviembre.

Delgado Carrillo fue cuestionado sobre los términos del acuerdo para reanudar la sesión que quedó pendiente el miércoles y recordó que la presidencia de la Mesa Directiva no dio oportunidad de votar a algunos diputados que se encontraban en el salón de sesiones, pero no habían podido emitir su voto, y ese fue el motivo de la inconformidad.

Recordó que desde ayer se negocia una salida con las demás bancadas y que incluso desde el miércoles ya se habían tomado diversos acuerdos, pero la mañana de este jueves la oposición lo desconoció, dijeron que siempre no.

El morenista no dio mayores detalles de los acuerdos, pero dejó claro que se volverá a realizar la votación aún con la inconformidad de la oposición en torno a una reserva de la Ley de Instituciones de Crédito, que regula las facultades de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

Sostuvo que la votación se realizará en los términos de la ley y se tomará la decisión por la que vote la mayoría, y si alguien de los diputados o de los grupos parlamentarios no está conforme, podrá impugnarlo ante las instancias correspondientes.

Fuente: NTX