El presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó la Ley de Extinción de Dominio y precisó que, si se confisca un bien y al término de un juicio se compruebe que fue asegurado de forma “injusta”, se deberá pagar el valor del bien a la persona, a través del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

“Totalmente de acuerdo” con la aprobación de la ley, abundó el mandatario federal al cuestionarle si estaba de acuerdo en los términos en que la Cámara de Diputados aprobó la referida normatividad, que a decir del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) es violatoria de los derechos de los mexicanos, por lo que el Ejecutivo debiera vetarla.

López Obrador consideró que tras la aprobación de la referida ley, sería deseable que cada 15 días se rinda un informe de todos los bienes incautados, “me queda la preocupación de que son dólares, vehículos; en el caso de Marina, embarcaciones”.

Entonces, resumió: “hay un mecanismo que se está proponiendo, que va a consistir en que un bien se confisca, se retiene y se hace un avalúo formal, puede seguir el juicio. Si resulta que esa retención del bien era injusta de inmediato el instituto le paga el valor del bien a la persona”.

La ley aplicará en casos de delincuencia organizada, secuestro, delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos, delitos contra la salud, trata de personas, corrupción, extorsión y hasta robo de vehículos.

Fuente: NTX