Río Verde, SLP.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que siempre defenderá a los paisanos en Estados Unidos a quienes llamó “héroes vivientes”, cuyas remesas que envían al país alcanzan 35 mil millones de dólares al año, y son “la principal fuente de ingresos que tiene nuestro país”.

Aclaró sin embargo que “ese no es el modelo a seguir, eso se hizo porque el mexicano es muy trabajador, muy emprendedor, y como no vio oportunidades se echó a andar para buscarse la vida.

“Pero lo que queremos nosotros, el sueño que queremos convertir en realidad, es que el mexicano, el potosino, pueda trabajar y ser feliz donde nació, donde están sus familiares, donde están sus costumbres, donde está su cultura. Y que el que quiera irse que se vaya por gusto, no por necesidad”, sostuvo.

Reiteró que no es muy difícil o complejo gobernar el país, pues “depende básicamente de no permitir que se roben el dinero del presupuesto, que es dinero del pueblo”.

En la entrega de Programas Integrales para el Bienestar, acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, el mandatario aseguró que, por ello, ya empezó la limpia “de arriba para abajo, como se limpian las escaleras”, con lo cual se va a acabar la corrupción.

En la recta final del primer día de gira de trabajo, López Obrador recordó que lleva años con esta lucha, y parecía que no iba a triunfar, “y ya ven la importancia de ser perseverantes cuando se lucha por una causa justa”.

Dijo que terminar con la corrupción no sólo da fortaleza moral o mejora la fama de México en el extranjero, sino también permite tener dinero, presupuesto, “porque si hay corrupción todo se va a unas cuantas manos, todo se va por el caño de la corrupción y no le llega nada al pueblo y todo se queda para beneficio de una minoría rapaz”.

“Si se termina la corrupción el presupuesto va a rendir y así lo estamos constatando. Teníamos esas ideas cuando estábamos luchando, ahora que estamos en el gobierno se está reafirmando que si acabamos con la corrupción va a haber presupuesto suficiente para atender las demandas del pueblo”, enfatizó.

El presidente López Obrador entregó de manera simbólica apoyos de los programas sociales de la Secretaría de Bienestar en beneficio de adultos mayores, madres jefas de familia, personas con discapacidad y jóvenes del país, y aseguró que ya se inauguró una etapa más en la vida pública de México: la Cuarta Transformación de la República.

Agregó que su gobierno está ahorrando dinero del presupuesto y por eso no le fallará al pueblo, lo que se refleja en que la pensión para adultos mayores pasó de mil 160 a dos mil 550 pesos y es para todos, porque antes no se entregaba a los pensionados del ISSSTE o del Seguro Social, pues es un derecho e igual cantidad se dará a las y los niños con discapacidad.

Además, indicó que se entrega de manera directa al beneficiario, no con intermediarios porque así “cuando llega, llega con moche, con piquete de ojos y queremos que llegue completo”.

Señaló que en todo el país se entregarán becas para preescolar, primaria, secundaria, nivel medio superior y a los universitarios de familias de escasos recursos.

Sostuvo que en el caso del campo ya hay precios de garantía para el maíz, el frijol, el trigo, el arroz y la leche, y anunció que en esta entidad se implementará el programa Sembrando Vida, que este año permitirá sembrar 500 mil hectáreas en todo el país.

En ese momento, el mandatario se dirigió a la titular de Bienestar para preguntarle cuántos empleos se generarán con dicho programa, en San Luis Potosí, pero la funcionaria estaba platicando con Beatriz Gutierrez Müller.

“Estaba buena la plática ¿verdad? A ver contéstame, se van a sembrar en San Luis del programa Sembrando Vida, 50 mil hectáreas, cuántos empleos”. La funcionaria respondió que serán 20 mil de manera permanente y el mandatario remató al decir que el campo es “la fábrica más importante de México”.

Fuente: NTX