Luis Serieys Zárate

11/07/2019

Ciudad de México

En el LX Congreso General Ordinario del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), se presentaron violaciones graves a los estatutos y a los derechos sindicales de la base trabajadora.

Los trabajadores inconformes con el resultado del Congreso señalan que “a diferencia de lo que se ha querido hacer creer, NO se terminó de desahogar el Orden de día contenido en la Convocatoria, porque se alegaba que no había condiciones para llevar a cabo el Cambio de directiva Sindical; sin embargo, con alevosía y ventaja -para hacer caer en el error- se afirma que se acordó desconocer la toma de nota de 2017 de Juan Ayala Rivero y que se “eligió” un presidente interino.

Señalan que “estuve presente el día de ayer 10 de julio y puedo asegurar que efectivamente no se pudo consensar algún acuerdo, el presidente del Congreso, vicio el proceso y no se llevó a cabo el cambio de directiva sindical, violando así el artículo 34 de los Estatutos vigentes”.

Afirmaron que ahora se tiene un presidente interino y me queda claro que la gente que lo “eligió”, o más bien “impuso”, no es respetuosa de la vida sindical, la cual se rige por su normativa interna que son los estatutos que constantemente y con el apoyo de la autoridad se ignoran.

Explican que “en nuestra norma estatutaria, no existe la figura del interinato; por lo que dicho ´acuerdo´ es nulo de pleno derecho, porque no tiene sustento ni fundamento. La autoridad Registral, al solicitarle la Toma de Nota estará impedida, puesto que no existe ningún fundamento que avale esa actuación”.

Con tales argumentos, quienes disienten de sus dirigentes piden recuperar el respeto por los Estatutos, esa, siempre ha sido nuestra finalidad; igualmente siempre hemos sido respetuosos de la Ley. Y es con base en la legalidad que siempre hemos actuado, hacer lo contrario sería ir en contra de la base trabajadora.

Reponer este respeto a la vida sindical, será mediante  un Congreso  Extraordinario  conforme  nuestros estatutos el cual  permita desahogar los puntos respetando los  derechos  de  autonomía, libertad y democracia  sindical.

Desde la óptica de los trabajadores que no están de acuerdo con el cambio hecho, “legalmente la Toma de Nota con la que Juan Ayala Rivero dice que continuará al frente del gremio, no tiene ningún efecto puesto que por estatutos la figura del Secretario General no puede reelegirse por otra ocasión como así lo quiere hacer él.

Además que el Congreso realizado ayer no concluyó en forma ya que no se tocaron todos los puntos de la orden del día por lo que no tiene validez el resultado que Juan Ayala dice se tomó en un evento que sólo sirvió para imponer la voluntad de los directores de Capital Humano y de política laboral del gobierno capitalino.

De esta forma no se llegó al punto ocho donde se tenía que realizar la elección de los candidatos, por lo que Liborio Muñoz Martínez, secretario del Comité de Vigilancia del SUTGCDMX, sigue siendo uno de los candidatos a ocupar la Secretaría General de sindicato, como dicen la ley y los estatutos.

El resultado que dice la supuesta elección que deja a Héctor Castelán como presidente “interino” al frente del Sindicato tampoco puede ser válida, uno porque no existe la figura de “Interinato” en los estatutos del SUTGCDMX y dos porque nuevamente el Congreso no concluyó en forma llevándose y tocando todos los puntos del orden del día incluido en la Convocatoria al Congreso General Ordinario.

serieys@hotmail.com