La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció que trabaja en un nuevo cruce fronterizo entre México y Estados Unidos (entre San Diego y Tijuana), el cual tendría un costo de 100 millones de dólares.

El subsecretario de Infraestructura de la dependencia, Cedric Iván Escalante Sauri, dijo que derivado de la importancia del transporte carretero, es necesario reforzar y fortalecer el cruce de Mesa de Otay II.

“Hace algunos años, hubo un memorándum de entendimiento que no se pudo cumplir adecuadamente y ahora estamos retomando otros proyectos para estar a la altura de los movimientos que se están presentando en una de las ocho regiones más importantes de los países”, explicó.

En la Conferencia Bilateral de Infraestructura México- Estados Unidos, comentó que dicho proyecto servirá para enfrentar la congestión existente y el crecimiento vehicular de pasajeros y comercio entre ambos puntos.

El funcionario precisó que se trata de la construcción de un nuevo cruce internacional y puerto fronterizo de más de 314 mil metros cuadrados.

La inversión para la obra, en el caso de México, se haría a través de una concesión, por lo que ya trabajan en la liberación del derecho de vía para que se lance la licitación.

“Esperamos que sea este año, sólo necesitamos la liberación de derecho de vías. Estamos dando inicio con eso. Apenas estamos cumpliendo seis meses en la administración”, expuso Escalante Sauri.

No obstante, las autoridades estadunidenses ya han comenzado trabajos relacionados con las vialidades correspondientes para la conexión con Mesa de Otay II.

De ahí que buscarán un nuevo memorándum de entendimiento entre México y Estados Unidos, pues existe la necesidad de agilizar la movilidad entre ambas naciones.

De acuerdo con la SCT, la zona 1 de cruces fronterizos es San Diego-Tijuana, es la más importante de toda la frontera, pues atiende al 30 por ciento de los cruces de automóviles, el 38 por ciento de autobuses y el 30 por ciento de peatones.

Fuente: NTX