Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, envió el pasado lunes una carta de reclamación a los diseñadores Carolina Herrera y Wes Gordon, donde señala que “algunos de los patrones utilizados en su colección forman parte de la cosmovisión de pueblos indígenas de regiones específicas de México”.

En una nota publicada por el periódico español El País se añade que en la carta “se pide a Herrera que explique públicamente los fundamentos que llevaron a la casa de modas a usar elementos culturales cuyo origen está plenamente fundamentado”.

Las regiones específicas a las que alude la misiva es el bordado de la comunidad de Tenango de Doria, Hidalgo, “en estos bordados se encuentra la historia misma y cada elemento tiene un significado personal, familiar y comunitario”, explica el medio de comunicación al señalar que cuenta con una copia del documento.

“Se trata de un principio de consideración ética que… nos obliga a hacer un llamado de atención y a poner sobre la mesa un tema impostergable… promover la inclusión y hacer visibles a los invisibles”.

En la carta también se solicita que “se aclare si las comunidades portadoras de estas vestimentas se van a beneficiar de las ventas de la colección”, destaca el rotativo.

Fuente: NTX