Al afirmar que su gobierno trabaja para hacer de México una potencia económica, el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó su defensa de los connacionales y tendió su mano fraterna a todos los migrantes que por alguna razón salen de su país en busca de nuevas oportunidades.

“Ese es el sueño que quiero convertir en realidad. Ayer se lo expresé en una carta al presidente (de Estados Unidos, Donald) Trump. Ya México se va convertir en una potencia económica con bienestar, con justicia, y la migración va ser opcional no obligatoria”, expresó.

Al encabezar la entrega de apoyos de los Programas Integrales para el Bienestar, para personas con discapacidad, jóvenes y adultos mayores, el mandatario federal dejó claro que durante su administración “siempre vamos a defender nuestros paisanos migrantes”.

“Y, no solo a ellos, sino a todos los que por necesidad se buscan la vida y salen a otras partes, a quienes se echan a andar porque no tienen oportunidades de trabajo o porque en sus lugares de origen hay mucha violencia. Todos los migrantes merecen nuestro respeto, nuestra comprensión y nuestra mano fraterna”, resaltó.

El jefe del Ejecutivo refirió que su administración impulsa el desarrollo del país para que todos los mexicanos tengan trabajo, “para que tengan posibilidad de salir adelante, de progresar en sus comunidades, en los pueblos dónde están sus familiares, sus costumbres”.

Por ello, “vamos siempre a defender a los seres humanos porque solo siendo humanos podemos ser felices. (…) ¿Cuál es la esencia que buscamos? El amor al prójimo. ¡Esa es la verdadera felicidad!”, exclamó ante el respaldo de todos los presentes.

A menos de 24 horas de que López Obrador llamara a un acuerdo a su homólogo estadunidense, tras el anuncio de que se impondría aranceles a productos mexicanos, resaltó que todos, incluidos los migrantes, “somos seres humanos, todos, independientemente del color de la piel, de la lengua, del país al que se pertenecen”.

En el Centro Expositor ‘Emilio Sánchez Piedras’, donde fue recibido entre gritos de ¡Duro! ¡Duro! y ¡AMLO¡ ¡AMLO!, el mandatario mexicano convocó a los tlaxcaltecas a sumar esfuerzos, voluntades y recursos para que las cosas mejoren en el país.

Lo anterior, en beneficio de todos y, de manera especial, de la gente humilde, por lo que se mantiene firme el combate a la corrupción e impunidad, ya que de esa manera “el dinero rinde”.

En Tlaxcala, dijo, es un acuerdo que todos los adultos mayores deben recibir pensión de dos mil 550 pesos en lugar de los mil 650 pesos que se les otorgaba; los recursos se entregarán a partir de los 68 años de edad y cuando se trata de población indígena a partir de los 65 años.

Ello, incluidos a jubilados y pensionados de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), dado que es una pensión universal.

Además, expresó, se avanza en la entrega de apoyos, vía una tarjeta que se otorga al beneficiario, de manera personalizada, sin intermediarios. “Es directo para que llegue a todos”, acotó.

En el caso de las escuelas, indicó que se crearán Comités a través de los cuales se entregará de manera directa los recursos a los padres de familia, en aras de que sean ellos quienes decidan el destino de los mismos, en beneficio de sus hijos.

Al evento acudió el gobernador de la entidad, Marco Antonio Mena Rodríguez, la titular de la Secretaría de Bienestar, María Luisa Albores González, así como funcionarios locales y legisladores.

Más tarde, a las 17:30 horas, López Obrador presentará el programa Producción para el Bienestar: Apoyo a Cafeticultores en el Campo Deportivo ‘Adolfo López Mateos’, en el municipio de Coatepec, Veracruz, donde pernoctará.

Fuente: NTX