“No quiero morir sin que se haga justicia…”

Wendy Lucero Reyes Maguey, víctima de violación.

Por Mina Moreno

18/05/2019

Ciudad de México

Tan delicada la voz que susurra fragilidad, así es, la voz de Wendy, con una apariencia de adolescente, extremadamente delgada, bajita, con un rostro de niña,  parece que se romperá como un cristal.

Sufre desde la infancia de insuficiencia renal, por ironías del destino llegó al Hospital General de Iztapalapa “Dr. Juan Ramón de la Fuente”, donde conoció a su verdugo el Doctor Agustín García López, quien era el Jefe de Servicios de Hemodiálisis.

Wendy tiene 21 años y ya conoce el amargo dolor de la impunidad.

Durante meses ha sido víctima de quien juro llevar sólo el bien a los enfermos.

En abril de 2018, Wendy fue llevada con engaños por el Doctor Agustín García López a la clínica 120 del IMSS para que le practicaran unos estudios con el objeto de descartar salmonella, debido a un cuadro agudo de diarrea que presentaba, con el pretexto  de que el Hospital General de Iztapalapa no hacían esas pruebas.

Fue en la clínica 120 del IMSS donde Wendy es violada por el Doctor Agustín García López.

Médico que abusando de la condición de salud, la extrema fragilidad y delgadez, de quien era su paciente, la  inmoviliza para violarla.

Producto de la violación Wendy quedó embarazada y el cuarto mes de gestación, sufre un aborto espontáneo derivado de su precaria condición.

En el mes de septiembre de 2018, se presenta una queja por acoso sexual y violación sufridas por Wendy, ante quien ese momento, era el Director del Hospital Doctor Benjamín Ortega Romero, nada hizo al respecto, también, tuvo  conocimiento del caso Marco Antonio Ramos Olive, Subdirector médico.

El 28 de septiembre del mismo año, se ingresa  queja por ofensas, humillaciones, negación del servicio médico, acoso sexual y violación, ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Tristemente, nada ha progresado, no  fue iniciado procedimiento administrativo alguno,  ni suspensión del cargo, ni siquiera una amonestación verbal, nada!!!

Debido, a que en gran medida,  el agresor Agustín García López, es yerno del Director General de Servicios Médicos y Urgencias de la Ciudad de México, Doctor Edgar Vinicio Mondragón Armijo.

Wendy denuncia a su violador Agustín García López, formándose la carpeta de investigación CI-FSP/B/UI- B-2, C/D/04263/11-2018 D03, que se lleva en la Fiscalía Central de Investigación de Delitos Sexuales.

Durante todo este tiempo Wendy tuvo que soportar ver día tras día a su violador caminar por el Hospital General de Iztapalapa, verlo seguir en su cargo.

Sufrió la agonía de la víctima, recibió humillaciones, después de las quejas interpuestas,  el muy cobarde la hostigo y amenazó  con sacarla del Programa de Hemodiálisis, lo cual, cumplió, le negó la atención médica, la colocó casi al borde de la muerte, provocándole incluso un infarto del que a duras penas logró salir, llegó a tener 4 de hemoglobina, cuando lo normal son entre 10 y 12.

Wendy suplicó porque la atención médica, no le fuera retirada por su violador Agustín García López, porque quería vivir un día más…

Cruel y sádico, el verdugo de Wendy le ha gritado: ” yo no tengo la culpa que seas pobre y no tengas ni para pagar tus medicamentos.”

Desde el año 2016, Agustín García López ha sido señalado como un agresor en potencia, pues desde entonces, fue denunciado como acosador laboral, acosador sexual, tanto por enfermeras, y estudiantes de medicina y pacientes, siendo éstos, la parte más débil y vulnerable.

Se sabe de la existencia de más víctimas de violación, que cuando intentaron denunciar, el muy cobarde las hostigo y amenazó con negarles el servicio de hemodiálisis, lo que efectivamente, ha llevado a cabo con otros enfermos, se tiene conocimiento, por lo menos, de un caso que le costó la vida al paciente.

Otro, de los actos sádicos de Agustín García López consistía en interrumpir a la mitad  la hemodiálisis y ordenar la desconexión del enfermó de la máquina, lo que ocasionaba descompensación y ponía en riesgo la vida de la persona, violándose los protocolos médicos.

Cobarde como es, Agustín García López nunca dió ninguna orden por escrito, ni las indicaciones médicas, ni la hoja de referencia nada, todo lo realizaba de forma verbal.

De hecho el expediente clínico número 333031 de Wendy desapareció.

La situación médica de Wendy, es muy delicada, sólo le funciona la mitad de su único riñón,  tiene actualmente una bacteria en el corazón, su catéter a través del cual recibe la hemodiálisis está contaminado, necesita urgentemente ser revisada y atendida por especialistas del Instituto Nacional de Cardiología, atención médica que es sumamente costosa, lamentablemente, ella es muy pobre y su esposo, ha perdido constantemente el trabajo, pues es él quien la atiende y acompaña en todo momento, más después de que supo ella fue violada.

Wendy con voz frágil dice:

 “que ella no quiere morir sin que se haga justicia, porque segura estoy, que no soy la única, de la que abusó sexualmente el doctor Agustín García López.”

Desde la llegada de la jefa de gobierno de la ciudad de México Claudia Sheinbaum, de la Secretaria de Salud Oliva López Arellano y de la Contraloría Interna, se les hizo del conocimiento la situación de infierno y agresión sexual, que se vive diariamente en el Hospital General de Iztapalapa.

También, actualmente se encuentra radicada la queja en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, las denunciantes han sido atendidas por Alejandra Mancera, titular de la Quinta Visitaduría, quien sólo se ha limitado a decirles siéntase acompañadas, y estamos investigando.

Tal parece, que a las autoridades de la ciudad  México y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, esperan el fallecimiento de Wendy para decirles a sus deudos perdone usted, pero estamos investigando, siéntase acompañados…

Por cierto, al cierre de este reportaje de manera extraoficial se sabe que la Dirección de Recursos Humanos del Hospital General de Iztapalapa dió por rescindido el contrato de trabajo a Agustín García López.

Así, o más impunes los actos cometidos por el agresor.

serieys@hotmail.com