El subjefe de Innovación y Análisis de la Oficina de la Presidencia, Abel Hibert, indicó que en México existen 53 proyectos energéticos detenidos, los cuales representan inversiones por casi 20 mil millones de dólares.

En la inauguración de Energy Innovation Forum, indicó que esto se debe a diferentes problemas, como contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) o el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenegas).

Así como permisos, conflictos sociales, incertidumbre, evaluación de impacto social de la Secretaría de Energía (Sener) o consulta con comunidades indígenas.

De acuerdo con el funcionario, estos 53 proyectos representarían inversiones por 19 mil 689 millones de dólares, así como la generación de alrededor de 35 mil 157 empleos en los próximos seis años, de los cuales han logrado resolver cuatro.

Información dada a conocer por Abel Hibert señala que del total, hay 10 proyectos detenidos relacionados a contratos por Pemex, por un monto de seis mil 208 millones de dólares; 18 debido a permisos por cuatro mil 279 millones de dólares.

Además de dos obras paradas por conflictos sociales equivalente a dos mil 470 millones de dólares; uno debido a incertidumbre por dos mil 340 millones de dólares; cuatro consecuencia de contratos con CFE y Cenace por mil 722 millones de dólares.

Así como 10 proyectos detenidos por la evaluación de impacto social de la Sener que representan mil 494 millones de dólares de inversión; seis por consultas a comunidades indígenas por 929 millones de dólares, uno por problemas en juzgados por 187 millones de dólares y dos por contratos con Cenagas por 60 millones de dólares.

Pemex requiere de alianzas con privados para alcanzar meta petrolera

El sector hidrocarburos requiere entre 20 y 30 mil millones de dólares de inversión anual en exploración y producción, para alcanzar la meta de 2.4 millones de barriles diarios, por lo que las empresas privadas podrían complementar a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Así lo aseguró el subjefe de Innovación y Análisis de la Oficina de la Presidencia, Abel Hibert, al participar en la inauguración del Energy Innovation Forum 2019.

Explicó que para incrementar la producción de petróleo y gas sin estresar las finanzas de Pemex, es necesario autorizar a la empresa productiva del Estado concertar alianzas y acuerdos estratégicos con compañías de reconocida experiencia, con el fin de que pueda captar los recursos financieros, tecnológicos y de gestión complementarios para alcanzar las metas establecidas.

De acuerdo con el asesor del gobierno, lo anterior permitirá que el esfuerzo de inversión y el riesgo sea trasladado a la iniciativa privada, de tal forma que Pemex conserve la titularidad de las reservas de petróleo.

De hecho, dijo, existen más de 200 pozos asignados a la empresa productiva del Estado en la Ronda Cero, que no está atendiendo por falta de liquidez y que podrían incrementar la producción en contratos con el sector privado.

Y es que, consideró, los privados han tenido un desempeño favorable, de hecho, expuso que es muy importante evaluar continuar con las rondas petroleras.

“La idea es alcanzar un nivel de producción de 2.4 millones de barriles de petróleo en 2024, 1.9 pueden ser de Pemex a través de asignaciones y contratos y otros 500 mil barriles de privados… después de 2025 (por) los contratos por asignar, por eso es importante evaluar continuar con las rondas petroleras”.

Según datos dados a conocer, al cierre de 2018, la producción fue de un millón 826 mil barriles diarios, de los cuales un millón 769 correspondieron a Pemex, 49 mil barriles fueron resultado de asociaciones de la petrolera y privados, y sólo ocho mil barriles de privados.

Sin embargo, para 2024 se estima que un millón 824 barriles provendrían de Pemex, 133 mil barriles de Pemex y Privados, así como 368 mil barriles de los contratos asignados a petroleras privadas.

Para 2032, alrededor de 793 mil barriles serían de Pemex, 111 mil barriles de privados y Pemex, 702 mil barriles de privados y un millón 125 mil barriles por asignar.

Abel Hibert sostuvo que si el Estado decidiera cubrir completamente el crecimiento de la demanda de energía necesitaría 1.5 billones de pesos en los próximos cinco años, pero las finanzas públicas estructuralmente son débiles, por eso deben complementar el esfuerzo el sector público y el sector privado.

Fuente: NTX